Abogado vinculado a la campaña de Trump, acusado de dar falso testimonio a la FBI

0
148

Agencias

La investigación del fiscal especial sobre la intromisión rusa en las elecciones de Estados Unidos presentó cargos formales contra el yerno de un oligarca ruso-ucraniano, lo que alimenta nuevas especulaciones de qué significa esto para el presidente, quien este martes continuó su práctica casi cotidiana de cuestionar la indagatoria, mientras, una vez más, fue obligado a rechazar versiones de una de las 19 mujeres que lo han acusado de hostigamiento sexual.
Alex Van der Zwann fue acusado de hacer declaraciones falsas a la FBI y fiscales federales sobre su trabajo como abogado en torno a sus comunicaciones con Rick Gates, socio del ex presidente de la campaña de Trump, Paul Manafort. Gates trabajó con este último en su negocio de cabildeo y asesoría internacional y también brevemente en la campaña de Trump en el verano de 2016. Ambos fueron acusados formalmente en octubre del año pasado por el fiscal especial Robert Mueller por conspiración, fraude y lavado de dinero, debido a su trabajo secreto de cabildeo con multimillonarios y políticos pro rusos en Ucrania, entre ellos el ex presidente Viktor Yanukovych.
Aparentemente, las comunicaciones tenían que ver con el trabajo de Manafort, Gates y el abogado para elaborar un informe justificando el arresto y juicio del rival de Yanukovych, el ex primer ministro Yulia Tymoshenko, entre otras cosas.
El yerno del oligarca German Khan, dueño del Grupo Alfa en Rusia, se presentó esta tarde ante un tribunal federal en Washington y se supone que ahora va a cooperar con los investigadores a cambio de una posible reducción de su condena penal, aunque eso aún no se ha acordado oficialmente.
A la vez, según versiones extraoficiales, Gates ha estado negociando con el equipo de Mueller un acuerdo para aceptar culpabilidad y cooperar con la investigación, incluso contra Manafort, a cambio de una condena reducida.
Esto, sin decirlo, no fue nada menos que una confesión de temor ante la ira rápidamente organizada de jóvenes hartos de los juegos de los adultos que nació de la tragedia más reciente en Florida, donde perecieron 17 estudiantes y maestros de una preparatoria la semana pasada.
Michael Moore, el famoso director de Bowling for Columbine –entre otros documentales–, quien se enfoca en la violencia con armas de fuego en este país, tuiteó: los adultos de Estados Unidos han hecho que cada niño tenga que temer que un día pueda ser baleado a muerte en la escuela. Es hora de que los adultos teman a los jóvenes que se están levantando, que harán huelga y cerrarán estas escuelas; y quienes pronto serán votantes. ¡Estudiantes! ¡Hagan revuelta! ¡Los apoyamos!
Sesenta y dos por ciento de la opinión pública considera que Trump no está haciendo lo suficiente para evitar tiroteos masivos, y 77 por ciento opina eso del Congreso, según una nueva encuesta de ABC News difundida este martes. La mayoría opina que leyes más estrictas sobre las armas podrían haber evitado el tiroteo en Florida.
Trump tuvo que defender otro flanco cada vez más políticamente vulnerable. “Una mujer que no conozco y, hasta donde mejor recuerde, con quien nunca me topé, está en la Primera Plana del Washington Post Fake News diciendo que yo la besé (¡y eso por dos minutos!) en el vestíbulo de la Trump Tower hace 12 años. ¡Nunca sucedió! Quién habría hecho eso en un espacio público con cámaras de seguridad funcionando. Otra acusación falsa”, tuiteó el presidente esta mañana.

Loading Facebook Comments ...