Alerta ONU de corrupción en sector salud

0
170

Antonio Baranda

Cd. de México (23 agosto 2018).-Inician compensación a víctimas por San FernandoJan Jarab, Representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, advirtió que el sector salud es extremadamente vulnerable a la corrupción.
Al participar en un foro anticorrupción organizado por la Coparmex, alertó que cada año se pierden alrededor de 200 mil millones de dólares a nivel mundial, por “el fraude y la corrupción” en el cuidado de la salud.
“La corrupción es un desafío importante para la entrega de atención medica de calidad, que es central tanto para el derecho a la salud, como para el compromiso (…) a la cobertura universal de salud.
“No hay duda, es internacionalmente reconocido que el sector de la salud a nivel mundial es extremadamente vulnerable a la corrupción en todos los niveles, de alto y bajo impacto, además de que ocurre tanto en el sector público como en el privado”, señaló.
En un hotel de Paseo de la Reforma, Jarab subrayó que la corrupción en este sector también trae graves consecuencias para el disfrute del derecho a la salud, sobre una base de igualdad y no discriminación.
Indicó que este problema se refleja, por ejemplo, en la malversación y fraudes en las compras, lo que trae como consecuencia que se agoten los recursos disponibles para la atención, el pago de salarios o el mantenimiento de los centros de salud.
“Si bien estas tendencias son visibles en países de todos los niveles de desarrollo, es evidente que los países de bajos ingresos se ven más profundamente afectados por la corrupción en el sector salud y la falta de transparencia.
“Resulta igualmente importante que algunas prácticas en los servicios relacionados con la salud, pueden no ser consideradas como corrupción jurídicamente hablando, (pero) su acumulación tiene un efecto perjudicial en el rendimiento de sistemas de atención”, abundó.
Los ambientes donde falta transparencia, participación ciudadana y rendición de cuentas, agregó el representante de la ONU, son un caldo de cultivo fértil para la corrupción.

Corrupción pega más a menos favorecidos.

En otro tema, Jarab subrayó que el fenómeno de la corrupción afecta más a los grupos menos favorecidos y más vulnerables, como personas en situación de pobreza, indígenas y migrantes.
Eso se debe, explicó, a que se desvían fondos destinados al desarrollo y se mina así la capacidad de los gobiernos de ofrecer servicios básicos, además de alimentar la desigualdad y la injusticia.
“Porque los desfavorecidos dependen más de los bienes y servicios públicos y tienen medios limitados para buscar servicios privados alternativos”, detalló Jarab.
“Y porque estos grupos tienen menos oportunidades de participar en el diseño y la implementación de políticas y programas públicos, y carecen de los recursos para defenderse y buscar reparaciones”.

Loading Facebook Comments ...