Autismo, mal que afecta a la familia

0
218

Por Carlos Rafael Coutiño Camacho.- El autismo, es una problema que también daña a los padres de familia, dieron a conocer varios de ellos, que aseguraron esperan un resultado positivo para sus hijos, aunque han aprendido a convivir con ellos, a través de la resiliencia.
En Chiapas, se calcula, ya que no existe un padrón, de al menos unos 15 mil casos; ellos se dan cuenta, cuando sus hijos al acudir al pre escolar, los maestros generalmente detectan el problema, ellos se niegan y consideran que son niños tímidos y ermitaños.
Otros datos arrojan que de cada cien recien nacidos uno padece síndrome de autismo y en Chiapas solo existe una clínica que atiende este padecimiento  el cual es el DIF Chiapas, que se reconoció el papel de quienes ahí laboran, para dar una entrega profesional.
Gaby Hidalgo Nápoles, dio a conocer que es necesario trabajar para crear centros especializados en otras partes de la entidad chiapaneca, donde les complica asistir a la capital, para tener la atención que merecen sus hijos o nietos según sea el caso, ya que también hay casos donde los abuelos son los que atienden.
De acuerdo con el Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud, revela que el síndrome de autismo se manifiesta en los tres primeros años de edad causando cierto desorden en el cerebro de los niños, determinando su comunicación e interacción social con un comportamiento restringido y repetitivo que sé prolonga a lo largo
Esto provoca un descontrol en las familias, pues la atención tiene que ser diferente, además de ello, se presenta un cambio de hábito en las familias que conviven con ellos, es decir, tíos, primos, abuelos entre otros; es complicado y hay que dar la atención para evitar un problema mayor.
Los padres, quienes piden el anonimato; explican que han creado grupos con otros padres que tienen el mismo problema con sus hijos, los médicos hablan bien y consideran que saldrán avante posteriormente, esto los ha ayudado a todos, para lograr resultados y no caer en la desesperación.
Sin embargo, el problema no solo está en zonas de mestizos, también lo está en los indígenas, donde se ha dado un problema serio, pues se confunde con una malformación genética, otros más que se trata de brujería, incluso culpan a la ciencia, por lo que evitan que sus hijos tengan vacunas.

Loading Facebook Comments ...