Bloquean jornaleros ingenio en Morelos; exigen contrato colectivo

0
323
“Porque hasta el machete con el que cortamos la caña lo tenemos que comprar de nuestro bajo salario”, jornaleros cortadores de caña cerraron el ingenio Emiliano Zapata en demanda de derechos míninos

Agencias

Empiezan a trabajar a las 5 de la mañana, terminan a las 7 de la noche, y no tienen vacaciones
Integrantes del Sindicato Independiente Nacional Democrático de Jornaleros Agrícolas (Sindja) bloquearon ayer durante ocho horas los accesos al ingenio Emiliano Zapata, en este municipio, para exigir a la empresa Beta San Miguel mejores condiciones laborales y un contrato colectivo. La protesta fue parte de la jornada nacional de lucha contra la explotación de los trabajadores del campo.
Nuestras demandas son muy puntuales: primero, exigimos la firma de un contrato colectivo de trabajo; segundo, un aumento de 20 pesos por tonelada corta- da de caña para los compañeros y pedimos a la empresa que cumpla con los mínimos derechos y prestaciones establecidas en la Ley Federal del Trabajo para los jornaleros de Morelos, manifestó Lorenzo Rodríguez Jiménez, secretario general del Sindja.
La protesta formó parte de la jornada nacional de lucha contra la explotación de los trabajadores del campo, en el contexto de la conmemoración del tercer aniversario del levantamiento de jornaleros del Valle de San Quintín en Baja California, informó Rodríguez Jiménez, quien acompañó este sábado a sus compañeros del ingenio de Morelos.
En Morelos se creó la sección 4 del Sindja y este sábado los cortadores de caña presentaron sus demandas ante los propietarios del ingenio Emiliano Zapata, y como forma de presión cerraron los cuatro accesos de las 7 a las 15 horas.
En la entidad hay más de mil 500 jornaleros, a quienes pagan 40 pesos la tonelada de caña quemada cortada, cuando deberían obtener mínimo 60 pesos. Y por tonelada de caña fresca les pagan 60 pesos, por la cual demandan un pago mínimo de 80.
Rodríguez Jiménez expuso que la empresa Beta San Miguel, propietaria del ingenio Emiliano Zapata, se niega a firmar un contrato colectivo de trabajo con los jornaleros cortadores de caña de Morelos y los provenientes de estados vecinos que laboran aquí.
Niega empresa relación laboral
“Trajimos un escrito dirigido a la empresa, pero no la han querido recibir, pues los dueños del ingenio insisten en negar que los jornaleros cortadores de caña tienen una relación laboral con su empresa.Nosotros decimos lo contrario y lo podemos comprobar con talones de pago de nómina, (pues) el que paga a los cortadores es el dueño del ingenio, no los agricultores que siembran la caña. Sí hay una relación laboral y se puede vincular”, detalló el líder nacional de los jornaleros.
Los manifestantes demandaron también que les paguen el salario mínimo (88.36 pesos). Ca-da día, como salario base para todos los jornaleros, más lo que produzcan y la entrega de toneladas que hagan al día, explicó Rodríguez Jiménez.
Por su parte, el secretario de la sección 4 del Sindja en Morelos, Isidro Villanueva de la Cruz, dijo que también demandan vales de alimentación, herramientas de trabajo, un seguro de salud y vida, uniformes y botas de trabajo. Porque hasta el machete con el que cortamos la caña lo tenemos que comprar de nuestro bajo salario.
Y agregó. Ya estamos hartos, día con día y año con año nosotros rascamos la tierra de Morelos y nunca tenemos ni para comer, mucho menos nos hacemos ricos, seguimos siendo pobres, ¿quién se enriquece?, el dueño de la empresa. La verdad es que nos sentimos muy explotados, ni vacaciones tenemos, expresó Villanueva de la Cruz.
La jornada laboral de los cortadores de caña empieza a las 5 de la mañana y concluye a las 19 horas, por eso este sábado decidieron entregar su pliego petitorio para exigir mejores condiciones de trabajo que permitan a sus familias mejores condiciones de vida.
La mayoría de los cortadores de caña provienen de Puebla, Guerrero y Oaxaca, quienes se trasladan con toda su familia, esposa e hijos; sin embargo, no tienen casas para vivir. Tenemos jacales de horcones (palos) y de carrizos, no tenemos servicios ni agua ni luz; vivimos muy mal y por eso queremos que nos paguen mejor, que nos reconozcan como sus trabajadores, recalcó Isidro Villanueva de la Cruz, originario del estado de Guerrero.
Después de ocho horas de protesta, empleados del ingenio recibieron el pliego petitorio y ofrecieron, a nombre de la empresa, iniciar una mesa de diálogo el próximo 27 de marzo. En ese lapso de tiempo, cerca de cien camiones tipo torton cargados de caña de azúcar estuvieron varados en las inmediaciones del ingenio, en espera de que liberaran lo accesos de la factoría.

Loading Facebook Comments ...