BUENOS DIAS CHIAPAS/Podríamos polarizarnos./FRANCISCO CHÁVEZ QUIÑONEZ

0
155

La frase no la propongo como un deseo, sino como una premonición.
Más de 30 millones de mexicanos, digamos la cuarta parte de la población nacional, son muchos si empiezan a formar, como cuando sucedió en Cuba, comités de defensa (allá decía: de la revolución); acá dirá: del proyecto alternativo de nación.
Qué significa esto. Que mucha gente muy inconforme, agraviada, despojada, destruida, en una palabra, ve en AMLO, ahora sí, un cambio de fondo, no solamente de color del partido en el poder. Los mexicanos vimos como del tricolor al azul que duró 12 años, más bien, no vimos un cambio de fondo, por lo que ahora sí ¡agárrense! Los que van a salir afectados, por eso, para mí no digo ¡agarrémonos! No me afecta ninguna medida radical, por ejemplo eso de sueldos incompatibles, quiero decir, dos o más chambas a la vez. Porque esto se va a dar, a web, esos comités van a denunciar a cuanto “listo” cobre en dos o tres partes (maestros, médicos, abogados, etc.) de que los hay, los hay y para los comités no va a ser difícil encontrarlo y denunciarlos. Creo que ya me estás entendiendo, Jefe Noé.
Baste un ejemplo de cientos que, con toda seguridad hay solamente aquí en Tuxtla.
Un colega denunció a un profesor universitario que está al frente de ese instituto de acceso a la información, pero resulta que para no practicar la ubicuidad, en la universidad lo comisionaron al sindicato y el sindicato simplemente también “lo comisionó” para que entre las dos chambas le pegue a un ingreso de cuatro mil pesos diarios. ¿Me entiendes, Méndez? En los sindicatos, a nivel nacional, son decenas de miles los llamados comisionados. Esto es corrupción, porque hay un exceso de gente, todos lo sabemos, pero siempre dijimos ¡ay se va!
Qué pasará cuando, no AMLO, sino los trabajadores de base, maestros, médicos, empleados, etc. Que ya están hasta la máscara de esos comisionados, hagan un foro, los exhiban y le digan al próximo presidente, Andrés, esto también es corrupción, o lo componemos, porque así se puede, cómo chingados que no, o te culeas para que todo siga igual. ¡Qué tal eso!
Esto y más van a suceder, a web.
Ya se los he platicado, ayudé pidiendo credenciales del INE para fotocopiarlas y reunir lo que pedía ese instituto para que el movimiento fuera partido. Así, en Julio del 2014 Morena tuvo la autorización o reconocimiento y ya como partido participó en las elecciones del 2015. Desde ese año le pegó la primera revolcada.
Aquí en Chiapas, por nuestro gobernador, hasta la fecha, tendremos tres años más a muchas alcaldías y diputaciones verdosas, pero serán las últimas. Ya vera Velasco Coello que no es lo mismo ser senador que gobernador, el senador no tiene un gaveta de la que puede sacar quinquirrines. Además ya lo verá Manolo, que muchos evitarán saludarlo, cuando lo vean venir, tirarán algo al suelo para agacharse o simplemente se harán pendejos buscando al cielo buscando al jet. Ya lo vas a ver, gobernador.
Es más, en la misma cámara los líderes bloquean y le dan voz al que les convenga. No le pueden negar el micrófono a un chingón orador elocuente, como lo fue César Augusto Santiago Ramírez y ahora Zoé Robledo Aburto.
Ojalá que comprendas que allá no eres el señor gobernador, sino un senador de más de cien y, destacan los trinchones.
Lo que escribo, jefe Noé, no lleva ni mala leche ni una crónica de una muerte política anunciada, no hay mala intención, simplemente, es lo que, en más de cincuenta años he visto. Como aquella canción que en unos versos dice: “torres muy altas se caen del cielo…”
Se puede volver al poder, en la política no hay cadáveres, muchos resucitan pero, tal vez uno en cien y tiene que ser un político trinchón, como el caso de Beltrones, que es probable regrese al primer plano.
Sabines no regresará a Chiapas, nada tiene que venir a hacer.
Velasco Coello logró su objetivo y regresará al senado, donde ya estuvo, pero no había probado las mieles del poder. No, gobernador, ya no escucharás la frase: como usted ordene, señor gobernador, ni doblarán la cerviz cientos de funcionarios.
El partido verde es probable que no resista las próximas elecciones, morirá en campaña. Es la ley de los partidos. Nacen, crecen, se reproducen y… mueren. El verde y otros deben morir dentro de tres años.

Loading Facebook Comments ...