“Candil de la calle, oscuridad de su casa”

0
143

“Candil de la calle, oscuridad de su casa”, así se podría calificar a las acciones que el Gobierno del Estado de Chiapas, ha anunciado respecto al tema de los migrantes provenientes de vecinos países de Sudamérica.
Y es que se anunció, a través de un boletín oficial, que con relación a la caravana de migrantes que hace unos días comenzaron el éxodo desde el vecino país de Honduras, el Gobierno del Estado refrenda su compromiso con el respeto pleno de sus derechos humanos, coordinando acciones con el Gobierno de la República para coadyuvar en la atención integral durante su tránsito por Chiapas, de tal forma que cuenten con garantías de seguridad y alimento.
Por estos hechos, el secretario general de Gobierno, Mario Carlos Culebro Velasco, indicó que, a lo largo de esta Administración, se ha propiciado una sólida articulación de esfuerzos para impulsar, con una visión compartida, la seguridad y el desarrollo regional, con una frontera sur más ordenada y segura, pero, sobre todo, más humana, con mayores oportunidades para todos.
Lo que no explica el gobierno estatal, es del por qué no ha podido asegurar la integridad, seguridad y alimentación, de los centenares de familias desplazadas de sus propias comunidades paisanas, pero sí, se preocupa por asegurar la integridad de los migrantes que, dicho sea de paso, significan una problemática para el gobierno de E. E. U. U. Como lo ha dejado de manifiesto el gobierno gringo.
Definitivamente es respetable y humana la integridad de los hermanos migrantes, pero, es de considerar que, antes de brindar todas las facilidades a personajes ajenos a nuestro país, con políticas blandas en materia de seguridad de la frontera sur, donde los índices de criminalidad han aumentado año con año, sobre todo, por bandas delictivas que se estacionan y posesionan en terreno chiapaneco, como lo han dejado entre ver, organismos no gubernamentales, encargados de evaluar, estos índices, primero, debe garantizar la integridad, de quienes los pusieron en el poder, y de los que, dicho sea de paso, son su propio pueblo.

Loading Facebook Comments ...