Chiapas, es una de las entidades con mayor propensión a epidemias a causa de insectos, como es el caso del temible Dengue.

0
141

Chiapas, es una de las entidades con mayor propensión a epidemias a causa de insectos, como es el caso del temible Dengue.
El dengue es una enfermedad vírica, a menudo grave, similar a la gripe, transmitida a los humanos por la picadura del mosquito Aedes.
Sus síntomas suelen comprender fiebre alta, cefalea intensa, dolores musculares y articulares, náuseas y vómitos, acompañados de erupción cutánea.
Por otro lado, el dengue hemorrágico es una complicación a veces mortal del dengue, que se caracteriza por fiebre alta y tendencia a la hemorragia.
Al cabo de unos días de fiebre, el estado del paciente puede deteriorarse súbitamente y llegar a la insuficiencia circulatoria. Puede producirse el fallecimiento entre 12 y 24 horas después, en ausencia de una atención hospitalaria adecuada.
Según los expertos los síntomas del dengue se inician después de un período de incubación que puede variar de cinco a ocho días tras la picadura del mosquito.
Habitualmente cursa con fiebre alta que se inicia de forma repentina y se acompaña de dolor de cabeza intenso, dolor alrededor de los ojos y detrás de los globos oculares, cansancio y dolor en músculos y articulaciones.
Al tercer día de la fiebre, muchas veces aparece una erupción generalizada de color rojizo, que dura unos dos o tres días. También puede haber náuseas, vómitos, pérdida del apetito o dolor de garganta. La fiebre usualmente dura hasta una semana y suele ser intermitente.
Por otro lado y en un cuadro más grave, algunas personas después de la fiebre inicial pueden tener otros síntomas característicos del dengue hemorrágico, llamado así por las manifestaciones hemorrágicas que tienen los pacientes.
Pueden tener sangrado por la encías, hemorragias por el tubo digestivo o sangrado por la orina. Son características la aparición de petequias o púrpura, que son erupciones en la piel como puntitos rojos o placas rojizas causadas por un aumento de la permeabilidad de los capilares, produciéndose la salida de glóbulos rojos a través de la pared de los mismos.
Como dice el dicho, “no se puede tapar al Sol con un dedo”, las autoridades estatales en materia de salud, intentaron, muy al estilo de Velasco, guardar en el closet la información referente a los más de mil 800 enfermos de dengue en la entidad, de los cuales, 79 se encuentran hospitalizados y 8 se encuentran realmente graves, estas cifras, obtenidas del mismo director de Salud Pública Estatal.
Pero de acuerdo a la Vox Populi, la realidad es otra, pues en municipios como, Jiquipilas, Tapachula, Tuxtla, Mezcalapa (Mal Paso), Berriozábal, entre otros, existen cientos de niños graves por dengue hemorrágico, sin que, hasta el momento, autoridad alguna, ofrezca la medicación adecuada para contrarrestar los efectos de esta enfermedad viral por falta de medicamentos.
¿Será a caso que el Gobernador Velasco, no le duele un poco el corazón por estos hechos? De ser así, que obsequie, parte de los miles de millones de pesos que presume la sociedad, tiene bajo el colchón, y otorgue una oportunidad de mejorar, a estos enfermos de escasos recursos.

Loading Facebook Comments ...