Código Nucú/Acuerdos para un futuro amarillo/César Trujillo

0
83

En política es bien sabido que hay veces ganando se pierde y otras en que perdiendo se gana. Estrategia electoral, dicen algunos; amarres politiqueros, argumentan otros. Lo cierto es que en el panorama actual no se puede empezar hablar de muertos, pues bien sabemos que reviven aún con el paso del tiempo. Tampoco de derrotas porque en el estiramiento de las ligas siempre se dan las revanchas y los reacomodos, ¿no? Por algo siempre se dirá, como oración favorita, que la forma es siempre el fondo. Y vaya que sí. Mire usted nomás las fuerzas que se movieron y que cargaron los dados en el escenario estatal en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en donde ya eligieron candidato a gobernador hace dos días.
Sí, ya sé que usted dirá que ungieron al que no querían en un principio, que son incongruentes. Sí, ya sé que usted dirá que se impuso la justicia. Sí, ya sé que usted dirá que triunfó una tribu y perdió otra, pero la realidad es que en política todo parte de acuerdos que se sellan y que traen beneficios a todos, incluyendo a esos que usted o yo sindiquemos y que, en el fondo, movieron piezas y pactaron más que bien, es decir, ganaron perdiendo. No me cree. Dele tiempo a esto de las elecciones y luego me dice quien tenía la razón.
Y esto lo digo porque me han preguntado qué si qué creo que pasó con César Espinosa Morales, presidente estatal del Sol Azteca y líder del bloque mayoritario de consejeros, aunque algunos digan lo contrario, luego de la determinación de que el candidato sea Aguilar Bodegas. Yo conozco a César de hace tiempo ya y voy a señalar lo que veo y creo que es. Quienes se dedican al análisis político saben perfectamente que los actores que se mantienen en el escenario no pierden como se cree, menos en Chiapas: mire usted ahora al propio Manuel Velasco en qué escenario es acomodado, porque aunque se argumente que es un castigo, es el menos severo. Ese término de perder queda para ser aplicado a otras lindes, a otros espacios no políticos.
Ahora bien, que José Antonio Aguilar Bodegas venía con la cruz de ceniza en la frente desde la nacional, nadie dice lo contrario. Pero para poder ser ungido no basta el aval del partido ni el color ni la mano levantada, sino que es indispensable asegurar que las bases y sus líderes operen al cien por ciento a favor y no en contra, que la estructura sea leal al candidato y que no le siembren un puñal por la espalda. Pregúntenle al mismo Josean cuando el exgobernador Roberto Albores Guillén, siendo priista, le dio el respaldo al exgobernador Juan José Sabines Guerrero que se había salido por un berrinche y que terminó tomando la gubernatura con el respaldo del otro exmandatario Pablo Salazar.
Por eso me parece interesante señalar lo que el mismo Josean constató el martes en la sede del PRD cuando el bloque que conforman las expresiones Alternativa Democrática Nacional (ADN), Vanguardia Progresista y Foro Nuevo Sol, refrendaron su apoyo y lealtad a su dirigente César Espinosa y antes de instarse el Consejo Estatal le hicieron saber que ellos definían la candidatura, que exigían respeto a los cargos directivos del partido porque con antelación Espinosa les había pedido el voto en favor de Josean y que, sí aceptaba, contaba con el respaldo de todos para ganar. Y aceptó.
Porque guste o no, se esté de acuerdo o no, la mayoría de consejeros la traen esas expresiones mencionadas y han dado cobijo al trabajo de César Espinosa y, hasta hoy, le han manifestado lealtad. De lo contrario, todo ese poder que presumen El Picudo y El Camarón se hubiese impuesto desde hace mucho y hubiesen ya tomado el control y colocado a quien se les pegara la gana, pero no es así simplemente porque ellos no traen la fuerza que dicen traer, y lo saben. Llamarada de petate, les llamaba mi abuelo.
Y claro, como un político con peso y con toda la experiencia que carga a cuestas, Josean supo leer lo que pasaba en la sede amarilla y en su discurso, luego de su toma de protesta, expresó su respeto por la dirigencia y las estructuras partidarias, con quienes antes había acordado caminar juntos y pactado la forma en que esto se dará. Hizo bien en señalar que no llegaba a declarar ni vencedores ni vencidos, sino que acudía a pedir y sumar la confianza de militantes y simpatizantes; hizo bien en sumar y no restar porque Chiapas ya está cansado de obtener puro número negativo con los que han llegado.
Ahora vendrá para los perredistas en Chiapas la elección de sus candidatos y candidatas a los ayuntamientos y diputaciones locales, y las tribus con más peso serán los que lleven mano. Lo siento, pero así es. Que no se olviden algunos que en política hasta el último minuto tiene sesenta segundos y cantar victoria antes de tiempo puede ser un error impagable.

Manjar
Hoy premiaron a los niños ganadores del 6º Concurso de Pintura Infantil “Pinta tu primavera” que promovió el Departamento de Servicios Culturales dependiente de la Secretaría de Educación del Estado. El propio secretario Eduardo Campos, acompañado de Fernando Trejo, coordinador de Difusión Cultural y Producción Editorial, fue quien entregó reconocimientos y quien felicitó y alentó a los pequeños a seguir dejando que imaginación nos regale maravillosas obras. Ahí estuvo también la directora del colegio Mind Up Despertando Mentes, Giselle Juárez y sus niños para acuerpar la mención honorífica de su alumna Génesis Díaz Zamora. #Enhorabuena // La recomendación de hoy es el libro Lenin (la coherencia de su pensamiento) de Georg Lukacs y el disco Contraley de Real de Catorce. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

* Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos.

Contacto directo al 961-167-8136
Twitter: @C_T1
Mail: palabrasdeotro@gmail.com

Loading Facebook Comments ...