Código Nucú/Castillejos Vila, factor de corrupción/César Trujillo

0
427

Luis Castillejos Vila, presidente municipal de Tonalá por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), se ha servido con la cuchara grande desde su arribo y ahora pretende buscar la reelección al puesto, pues ha encontrado una veta de oro soportada por la corrupción desde el ayuntamiento que mal dirige. Este edil no sólo se ha encargado de mantener una política de puertas cerradas al pueblo que lo ha calificado como una de las peores administraciones que haya tenido el municipio, sino que abusando de que es propietario de la empresa LCV (las iniciales de su nombre), cuyo giro es la venta de cemento mezclado y otros materiales para la construcción, ha acaparado todas las obras para que sean sus camiones los que surtan el material que requieren las obras, entablando un claro conflicto de intereses.
Desde que Castillejos Vila tomó las riendas del ayuntamiento en la gran mayoría de las obras de pavimentación se ven sus camiones revolvedores realizando la entrega de cemento y a sus volteos, el material, de una manera indiscriminada. Para ello, se ha encargado de bloquear a otras empresas para que no puedan participar en la asignación de obra y amenaza, según los propios constructores, a quienes lo desafían con fincarles delitos para evitar competencia leal.
Son varias las voces del municipio costeño que sindican que el enriquecimiento del alcalde se ha consolidado desde su empresa que es la única beneficiada por el ayuntamiento. Sin embargo, tras las denuncias vertidas en diferentes medios de comunicación, donde se sindica al edil de cooptar todas las obras y entablar un conflicto de intereses, ahora ha dado un nuevo giro a su estrategia: “está contratando directamente a otras empresas constructoras para que realicen la obra pública, pero a éstas se les condiciona a que compren el concreto a la empresa del presidente municipal”, señala un mensaje de denuncia recibido por quien esta columna escribe y enviado por Gilberto Sánchez Escobar.
Ante tales arbitrariedades, algunos ciudadanos han realizado consultas de información a través del portal nacional de transparencia en donde han solicitado los datos relacionados con las declaraciones patrimoniales (las 3 de 3 y 3 de 3 plus) de Castillejos Vila. La idea era saber si se habían realizado verificaciones y si se habían tomado las medidas pertinentes por parte del ayuntamiento para evitar que las empresas constructoras de Tonalá estuvieran generando un conflicto de interés entre LCV y el presidente municipal. Asimismo, preguntaron cuántas empresas constructoras han realizado obra pública y cuáles tienen convenios con la empresa LCV, propiedad de Vila.
Ante ello, tres funcionarios: el primero de la Unidad de Transparencia; el segundo, el tesorero Hernán Hernández Marroquín; y el tercero, el encargado de Obras Públicas, avalaron los convenios entre empresa y presidente declarando que no hay nada ilegal. Dichas respuestas fueron enviadas al Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), mismo que señaló que “las repuestas no estaban fundamentadas bajo el marco legal de la transparencia”.
Así, el ayuntamiento de Tonalá recibió un plazo para el ajuste de la información. Sin embargo, a la fecha el ayuntamiento no ha incluido las declaraciones patrimoniales que deberían ser obligatorias para los funcionarios públicos y así transparenten el manejo de todo el recurso. También, en el documento del IAIP de Chiapas, cuyas copias se encuentran en manos de quien esto escribe, se señala que el ayuntamiento debe indicar claramente la información relacionada con que: “si ha existido verificación y si se han tomado las medidas pertinentes por parte del ayuntamiento para evitar un conflicto de interés, entre la empresa LCV y el presidente Castillejos Vila”; del mismo modo, en la solicitud del padrón o registro de empresas que han realizado obras públicas en Tonalá, y que han adquirido concreto hidráulico con la empresa del edil, se señala que “dicha respuesta tiene que ser modificada”.
Las leyes son precisas. Si el IAIP le dio un plazo al ayuntamiento (lo cual no debería existir) para modificar sus respuestas y fundamentarlas, y para evitar ser acreedores a una sanción. La lectura es clara y muestra que no hay transparencia de parte del edil y sus esbirros, confirmando que Castillejos Vila se está enriqueciendo con dinero público de manera descarada y no ha sabido, ni le importa, mostrar que no es así.
A la fecha, varias voces de protesta del municipio, entre las que se encuentra la de don Gilberto Sánchez Escobar, ha hecho hincapié en que el manejo del erario, a la fecha, ha sido de una manera imparcial. Es inadmisible que no existan mecanismos de verificación por parte del ayuntamiento para evitar que las empresas constructoras, que están haciendo obra pública en Tonalá, generen delitos y fomenten conductas ilícitas, ya que ahora las empresas están siendo condicionadas a comprar concreto con el edil para que se  les adjudique obra.
Así, el ayuntamiento que mal dirige Castillejos Vila ha demostrado carecer de un código de conducta  operativa que regule y exija a las empresas el no prestarse a las corruptelas del alcalde. Cabe remarcar que el Área de Transparencia del ayuntamiento ha sido inoperante y partícipe del encubrimiento para que no se descubra lo que todos en el municipio sabe: lo chueco que es el edil. No hay que pasar por alto que el documento del IAIP señala que una de sus obligaciones es que debe dar parte a la autoridad si detecta un hecho que viole las leyes.
Al edil, como cereza del pastel, lo sindican de la adquisición de autos último modelo, viajes a La Florida y así como de ser el principal promotor de la triangulación del recurso entre las empresas que realizan obras, la empresa de Vila que les vende materiales y funcionarios del ayuntamiento.

Manjar
La cuenta regresiva para ver si el Frente cuaja ha empezado. Unos recibidos por el PRD, el PAN brillando por su ausencia y otros declarados, como el expriista José Antonio Aguilar Bodegas, personas non gratas por el líder del sol azteca en Chiapas, César Espinosa. Del otro lado, los priistas se alistan para elegir candidato y la alianza rojiverde tampoco se ve si cuajará o si dejará a los gallos solitos: Albores por un lado, ERA y Melgar, por otro. Eso sí, cualquiera levanta la mano y se declara candidato. Estos son los tiempos ahora: los de la calentura. #Comicios2018 // La recomendación de hoy es el libro El callejón de los milagros de Naguib Mahfouz y el disco Reflections de Apocalyptica. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

Contacto directo al 961-167-8136

Twitter: @C_T1

Mail: palabrasdeotro@gmail.com

Loading Facebook Comments ...