Con René Juárez Cisneros el narco sentó sus reales en Guerrero

0
166

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- En el paso de René Juárez Cisneros como gobernador (1999-2005), la víspera nombrado dirigente nacional del PRI, el narco sentó sus reales en la entidad.
Particularmente el Cártel de Sinaloa, en aquel tiempo dirigido por el extinto capo Arturo Beltrán Leyva, El Botas Blancas, quien se afincó en Acapulco, e Ismael El Mayo Zambada, quien asumió a su vez el control del corredor de la región Costa Grande.
Luego, cuando Juárez Cisneros cedió el gobierno estatal al candidato postulado por la izquierda Zeferino Torreblanca Galindo, exclamó públicamente ante un grupo de reporteros:
“Me van a extrañar, porque yo me baño con regadera y Ejecución de Zetas
En esa época, Édgar Valdez Villarreal La Barbie, el brazo ejecutor de los Beltrán Leyva, hizo público un video donde se observa la ejecución de cuatro presuntos miembros de Los Zetas en una casa que, posteriormente se informó, estaba ubicada en el fraccionamiento Costa Azul de Acapulco y presuntamente era propiedad del recientemente nombrado dirigente nacional del PRI, René Juárez.
Este hecho marcó el comienzo de una ola de terror, impunidad y extrema violencia que ha dejado una estela de muertos y desaparecidos en los últimos 13 años, situación que se agudizó durante el actual gobierno del priista Héctor Astudillo Flores y ha clocado a la entidad en los primeros lugares de incidencia criminal en el país.
A pesar de la transición en la entidad donde el perredismo colocó a dos gobernadores y un interino, Zeferino Torreblanca (de 2005 a 2011), Ángel Aguirre Rivero (2011 a 2014), y Rogelio Ortega (2014-2015), Juárez Cisneros mantuvo un pacto de impunidad política que benefició a sus colaboradores.

Desfalcos millonarios
Ello a pesar de los señalamientos de desfalcos millonarios en áreas como educación y salud que mantienen a la entidad sumida en una crisis financiera y en los primeros lugares de rezago social.
Juárez Cisneros incluso acaparó cargos de primer nivel en el gobierno de Astudillo, ya que controla, a través de sus operadores, los recursos millonarios destinados por la Federación al Consejo Estatal de Seguridad Pública (CESP), donde la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó un desvío de más de 200 millones de pesos del ejercicio fiscal de 2016.
Además, colocó a su hijo René Juárez Albarrán en la representación del gobierno de Guerrero en la Ciudad de México, y puso a candidatos a diputados federales y locales en este proceso electoral.
Este es un breve perfil del exalcalde de Acapulco formado por el exgobernador asesinado en 1994, José Francisco Ruiz Massieu, quien dejó el Senado para llegar a la Subsecretaría de Gobernación en la administración de Enrique Peña Nieto y ahora asumió el control de la dirigencia nacional del PRI.salpico”, dijo en referencia al dinero que repartía de manera discrecional a la prensa, a través de su operador Daniel Pano Cruz.

Loading Facebook Comments ...