El hambre y la desmedida del poder/Noé Farrera Morales/Quién es Quién

0
164

He hecho un análisis de los cinco exgobernadores y el que está en turno como son Jorge de la Vega Domínguez, Eduardo “la bruja” Robledo, Roberto Albores Guillen, el soyalteco Pablo Salazar Mendiguchía, El bastardo de Juan José Sabines Guerrero y el más chulo de los gobernadores que hemos tenido en Chiapas como es Manuel Velasco Coello, que mala leche tenemos los chiapanecos de esos 6 especímenes que han sido señalados desde sus administraciones por ilícitos como el nepotismo, abuso de poder, crímenes de contra la humanidad, tráfico de influencias, desvió de recursos de dinero, manejo de dinero mal habido “del crimen organizado” y violaciones sistemáticas a los derechos humanos.
Me pregunto ¿Cuántos años de cárcel sumarían estos 6 políticos? Pero lo que más me llama la atención es el cinismo de estos que tuvieron la oportunidad de pasar a la historia de nuestro estado como héroes, como ejemplo de trabajo, como personajes amados por su pueblo y no como una bola de rateros sinvergüenzas y vende patria que solo se empoderaron ellos y se largaron de la entidad. La pasada contienda electoral todos estos movieron sus dividendos para dejar en el trono al que más le convenía y así poderse partir el pastel con la tajada más grande, más de lo que se han llevado.
La gubernatura que dejara Manuel Velasco Coello en el 2018 lo dejará a Chiapas más endeudado que el bastardo de Sabines Guerrero.
El bastardo fue el alfil que se convirtió en un caballo negro incómodo y que fue impuesto por el PRD y lo hizo pedazos convirtiéndolo en un prostíbulo que sirvió al mejor postor. Súmele a ello que se encargó de crear falsos proyectos en los que los propios BAN KI MOON y Felipe Calderón salieron burlados con el biodiesel y las ciudades rurales sustentables, proyectos destinados al fracaso y que sirvieron de espejo para narcisistas mientras él se robaba los miles de millones de pesos, y muchos de ellos fueron entregados a Luis Videgaray para la campaña de Peña Nieto, lo que le valió el consulado que ahora ostenta. No olvides los dos dragones que se hicieron humo, el empoderamiento del cantautor Emmanuel, el entreguismo a Tv azteca y el caso de la torre Chiapas. Al final se fue con la nada despreciable suma de 42 800 millones de pesos.
El sátrapa de Soyalo se robó 11 mil millones de pesos que habían sido enviados para los damnificados del huracán Stan. Entre él y Josefina Vázquez Mota quedó esta tranza. A ese súmele lo que ayer le decía, homicidios, agresiones, vejaciones a las garantías individuales, violaciones a los derechos humanos, la Ley Mordaza, quebrantamiento de las autonomías de los poderes, el acoso y la muerte de más de 30 niños en Comitán. En las pasadas elecciones del mes de julio intento vendernos lecciones de moral y pulcritud, como quien dice se le ha olvidado al soyalteco que entre los gitanos no se pueden leer la mano.
Satanás está igual de embarrado. La palabra paramilitarización es lo que lo identifica plenamente con Chiapas.
Armó guerras internas y el bosque sabe perfectamente bien de su nepotismo y hambre de sangre, porque ahí se cometieron crímenes de esa humanidad que están impunes. Las voces de esos muertos y de sus familiares aún claman justicia y ahora el satanás no lo piensa en cuanto azufre necesita quemar para su tranquilidad.
La bruja no merece ni una línea a ese lo recuerdo por haber huido cobardemente a tan solo 69 días de haber sido elegido como gobernador. Posteriormente lo mandarían a vacacionar como enlace de México a argentina. Sin embargo, él dice que es estadista y que por su amor y obediencia acepto la remoción. ¡Vaya usted a saber! Que Jorge de la vega que también dicen se vinculó al saqueo de tierras y a la permisión de grupos de choque y desalojos violentos. Simojovel fue testigo de ello allá por el 77. Su impunidad se basa en la cercanía al grupo Atlacomulco y en la férrea amistad que presume con el orejón de Carlos Salinas de Gortari.
Lo del wero Velasco ya todos sabemos y tenemos conocimiento como deja a nuestro estado de Chiapas y los caprichos a que se ha dedicado en esto últimos días para violar nuestra constitución del estado y así poder tomar protesta como senador y ya siendo senador solicitar permiso a la carta de los senadores para regresar a Chiapas y ser gobernador nuevamente, no solamente nosotros los chiapanecos sufrimos y vivimos esa humillación sino también lo fue la cámara de Senadores, nos imaginamos cuantos millones de pesos le costó ese capricho para que cambiara nuevamente tanto Martí Batres y Ricardo Monreal una segunda votación para que regresara a Chiapas nuestro muy querido Wero Velasco.
Así las cosas hasta estos momentos en la política estatal no dejan de reciclar mediocridad de revivir cadáveres políticos y de dejar que los mismos de siempre sigan llevando las riendas. Amable lector alguna vez usted se ha preguntado porque los chiapanecos siempre hemos vivido y hemos estado tan jodidos, lea esta columna y entenderá porque Chiapas es un estado de pobres…

Loading Facebook Comments ...