EL JUEGO DEL HOMBRE/LUIS ENRIQUE VÁZQUEZ NAVA/JAGUARES: DESCENDIDOS

0
267

JAGUARES: DESCENDIDOS

La siguiente es una reedición del guión que utilicé para transmisión de un programa acerca del descenso de Jaguares de Chiapas.
Han pasado 100 horas, 100 horas desde éste momento en el que fue un hecho: Jaguares descendió. Y la semana previa a que arrancara éste partido contra Atlas, yo caminaba por las calles y escuchaba a la gente decir, “No ya jaguar está muerto ya, no importa ya ese equipo”, “Eehh, qué voy a ver a jaguar que no sirve ya descendió ya”, la inmensa mayoría me transmitía que no le interesaba el último partido que definía el destino jaguar, y así lo había notado yo en ésta carrera hacia la destrucción del equipo, porque de llenar el estadio de 30,000 camisetas naranjas cada 15 días, pasamos a la apatía del “no me interesa”… Pero no fue verdad, porque muy en el fondo la gente ama al jaguar, su equipo, y el sábado a las 9 de la noche todas las teles en el estado de Chiapas estaban viendo el partido del estadio Jalisco, expectantes de que los Jaguares de Chiapas se jugaban la última carta por permanecer en Primera División… De los lideratos y buscar liguilla torneo a torneo, pasamos a pelear por el descenso.
¿Qué va a pasar con la fiesta del fútbol? ¿Qué va a pasar con ese aficionado que es el picapiedra?, que de trabajo es directivo de la secundaria del estado, o de ese señor que cargaba en la espalda un jaguar de peluche tamaño real durante los 90 minutos, o esos grupos de fanaticos, que traen sus tambores y no dejan de hacer música para alentar a su equipo. Son los que me vienen a la cabeza. Todos los aficionados tienen sus rituales, todos hacen algo diferente cuando es día de partido. El aficionado sabe que ese día hay partido, y se levanta desde temprano, se pone de acuerdo con la familia o grupo de amigos con el que va a ir, come nervioso, después se baña, se seca, en la cama ha dejado el traje que se pondrá, la vestimenta que usará en el día de guerra, se pone el pantalón, los tenis y al final la playera del equipo, besa el escudo, se persina, sale de casa, cierra la puerta tras de sí y espera que su presencia en el estadio sea decisiva para que el balón ruede a favor de su equipo.
Yo no soy un periodista deportivo, que les va a venir a decir que Jaguares debió alinear 4 4 2 ó 5 3 2, yo no sé planear un partido en lo táctico, no vine a hablar cuál parado debió ocupar el entrenador y que si éste jugador debe jugar de 9 porque esa sí que es la posición en la que rinde, o a éste otro mejor lo debieron sentar porque no sirve. Jaguares no descendió porque fuesen más defensivos que ofensivos o viceversa, Italia ha jugado toda la vida con la daga escondida, puedes atacarlos durante todo el partido pero ellos sólo necesitan un contragolpe para derrotarte, y así ha ganado 4 títulos del mundo, y Brasil ha jugado con la fiesta con la habilidad con la alegría de ir para delante, goles tras goles tras goles tras goles, y así ganó 5 campeonatos del mundo. No tiene nada que ver, es la identidad que transmites a tu gente a tu raza la que te hace ganador, conquistador.
Hay dos manuales en el fútbol, está el de cómo hacer las cosas bien y el de cómo hacer las cosas mal, ésta directiva agarró el manual de cómo hacer las cosas mal. No fue de un torneo o 2, que en éste se hicieron 19, y en el pasado se hicieron apenas 9. Fueron 4 años de una intensa carrera por desmadrar la identidad de un equipo de fútbol que le daba alegría a la gente porque salía a ganarle a quien fuera, aquí se goleó al Guadalajara, al América, y a Pumas. Y a esos heroicos Jaguares los transformaron en una caricatura.
En una liga en la que Tigres a Gignac le hace ganar 4 millones de pesos a la quincena, Jaguares le pagaba al Negro Barbosa 300,000 pesos: ¿300,000 pesos a un jugador como Everardo Barbosa?, ¿por qué se quedaba en Jaguares un jugador como él cuando los Tecos podían pagarle el doble, el Necaxa podía ofrecerle el triple, y América no se diga? La respuesta es la siguiente: cubres a tu jugador. Barbosa como otros cracks del jaguar estaban cubiertos de arriba abajo por una directiva que con la pasión que tenían con el proyecto, lograban que el recurso economico que tenían, un recurso economico que no le competía a ningún otro presupuesto de un equipo de primera, con esa pasión y ese recurso supieron gestionar un equipo en una liga tan poderosa como la liga nacional de fútbol. Lograron transmitir esa pasión a una afición que creyó que somos ganadores que hasta los campeones aquí perderán. Cuando Barbosa, que lo trajeron desde el lejano Brasil para jugar en Tuxtla Gutiérrez, salía del tunel, y veía esa fiesta naranja, salía a comerse la cancha, el estadio estaba lleno de gente que venía de todo el estado para apoyar a los Jaguares de ¡Chiapas!, todos venían de Ocosingo, de San Cristobal, de Tapachula, de Comitán, de Malpaso, de Villa Flores, de Nuevo México, ¡¡¡EL ESTADIO SE LLENABA FUESE QUIEN FUESE EL RIVAL, DESDE TECOS!!! ¡¡¡EL ESTADIO SE LLENABA CONTRA PACHUCA!!! ¡¡¡EL ESTADIO SE LLENABA CONTRA EL SAN LUIS!!!
¿Un estado pobre? Sí. Chiapas es pobre. Pero para jugar al fútbol no necesitas ser rico, para jugar bien al futbol lo que necesitas es identidad. En Monterrey los estadios tienen señal para internet, en el terreno Santos Modelo hay un hotel del club junto a la cancha. El estadio Azteca tiene restaurante exclusivo con vista a la cancha, y el estadio de las Chivas es una monada llena de lujos, pero todo ese lujo no juega, no juega en lo absoluto.
¡¡¡PAN Y CIRCO PARA EL PUEBLO!!!, para eso usaron a Jaguares, lara aliviar tensiones sociales. Durante los últimos años le regalaban boletos a quien fuese para aliviar tensiones sociales. La gente ya no pagaba para entrar al estadio, miles de boletos regalados a cientos de personas que en la sociedad no se sienten a gusto. “Ah pues dale 20 boletos para que se calme en el estadio”. Y lo curioso es que cuando el estadio se llenaba de 30,000 camisetas naranjas, todos pagaban, porque si bien no se puede tener un Victor Manuel Reyna vendiendo boletos de 300 pesos como en otras plazas, la gente pagaba 50 80 120 por una entrada, y así con 300 pesos entraban 6 4 o 2, toda la familia o los amigos. De poner en alto los valores del deporte, y con nuestra identidad, con lo que somos, con lo que tenemos, competiamos fuerte por hacernos de un respeto, un lugar en la competencia, siempre apuntando alto, pasamos a operar al Jaguar bajo los intereses baratos de la cupula politica actual que sigue desmadrando al estado.
¿CHIAPAS JAGUAR?, ¿QUÉ ES CHIAPAS JAGUAR?, ¿Y EL VERDE?, ¿Y EL MORADO?, ¿Y DE LOS PARTIDOS EN EL SOL AHORA PASAMOS A LOS PARTIDOS EN LA NOCHE?
¡¡¡CON LOS COLORES NO SE JUEGA!!! ¡¡¡DE NARANJA A VERDE Y DE VERDE A MORADO!!! ¿¿¿QUÉ PASA ACÁ??? ¿¿¿ACASO EL MADRID VA A EMPEZAR A JUGAR DE ROJO EN EL BERNABEU Y POR LAS MAÑANAS??? NO, EL MADRID JUEGA POR LA NOCHE EN ESPAÑA Y DE BLANCO IMPECABLE. EL JAGUAR ES NARANJA PORQUE LA FIESTA ES NARANJA Y EL VÍCTOR MANUEL ESTÁ HERMOSO PINTADO DE NARANJA.
¡¡¡HAY QUE JUGAR CON LA LOCALÍA!!!, ¡¡¡HAY QUE APROVECHAR EL SOL TAN FUERTE QUE HACE EN TUXTLA!!! Se juega a las 3, se juega a las 5, porque el rival se funde y llega el momento donde nuestro equipo, donde el jaguar tiene a nuestra presa donde la queremos, y por el camino, también les regamos la cancha antes de empezar el partido y so mediotiempo, para que aumente la humedad y sientan el inferno en la mismisima selva chiapaneca. Pero la actual directiva decide que va a ganar el dinero facil, aceptando cerrar tratos con patrocinadores que influyen en el horario, les ponen el contrato en la cara y ellos firman así sin más. Jaguares empezó a jugar en la noche, ¿y qué ventaja puedes sacar de eso? Nada, ¡¡¡ABSOLUTAMENTE NADA, AL CONTRARIO, EL RIVAL SE SIENTE COMODO, COMO EN LA PLAYA!!!
Éste es mi boleto del partido contra Xolos, el penultimo partido del Victor Manuel en éste torneo. Son los dos equipos de las fronteras. Tijuana, juega por Baja California y tiene a EU de vecino, Chiapas que tiene a Guatemala de vecino, de la Republica de Guatemala de donde también hace unos años venían familias a ver fútbol de primera división mexicana. Fue por demás significativo éste partido, por un lado Xolos, un equipo incipiente en la liga, que en base de trabajar una identidad ya fue campeón, y Jaguares no lo fue nunca porque dejó de pensar en grande. Y éste partido se jugó en el sol, como cuando Trejo o Tena dirigian a Almaguer, al Gato, a Cabañas, a Gilberto Mora, al Tico Rojas, al Negro Sandoval, a Gómez Palapa, a Chileno Fuentes, a Carlos Ochoa, y el equipo lo daba todo. Justo cuando está todo perdido, la directiva decide regresar a los partidos en el sol.
La estadía en primera no se perdió contra Xolos, no se perdió contra Santos, no se perdió contra Atlas, la estadía en primera no se perdió en éste torneo, ni el pasado, no, no. Durante casi 4 años se arrastró la identidad de un equipo que se había hecho un lugar en la Primera División, y un equipo con el que se identificaban los chiapanecos porque salía a proponer, porwur defendía la plaza contra los grandes, los medianos, los chicos y contra el que se ponga en frente. El descenso ocurrió, paulatinamente, la identidad se fue desgastando y llegamos a éste punto en el que el equipo ahora jugará en la División de Ascenso, que yo les digo a todos, es muy pero muy competitiva, no es nada facil.
Ya lo dijo el directivo actual, que Jaguares se queda, que con el hecho de descender no van a desaparecer al equipo, lo van a aguantar. Pero la afición está golpeada y no cree que con ellos se pueda hacer algo bien si tanto han hecho por hacer el mal. Pero esto puede ser bueno, el descender puede ser positivo para un equipo que igual cuando nació compró franquicia en primera, no se ganó el derecho ascendiendo… Pues ahora es cuando resurgir… Que todos alcen la voz y den de sí, que la gente vaya al Victor Manuel a poner su granito de arena, para que el equipo vuelva como campeón a primera, porque la afición también se calló, y dejó de apoyar en momentos importantes, se dejaron caer como se fue cayendo el jaguar, la inmensa mayoría de la afición jaguar no tuvo aguante, y ahora es cuando se necesita que le pongan aguante, para regresar con la copa a primera.
Cuando yo iba al estadio sonaba esto -canción naranja-, y el estadio se llenaba de 30,000 camisetas naranjas, era yo y la inmensidad del estadio lleno de afición chiapaneca, el equipo salía con todo al centro del campo y le aplaudían a las 30,000 camisetas naranjas, el rival se metía a la selva chiapaneca donde un jaguar hambriento te acecha… Y te va a ganar…
Próxima columna: La desaparición de un sentimiento.

Loading Facebook Comments ...