En las aulas de la UNAM se hablan alrededor de 30 lenguas indígenas gracias a un programa de apoyo a estudiantes

0
247

Agencias
A pesar de que México cuenta con una gran diversidad de lenguas indígenas, la discriminación es uno de los principales factores por los que al menos 64 variantes dialectales se encuentran amenazadas.
Ciudad de México, 20 de febrero.- Son alrededor de 30 las lenguas indígenas que se hablan en los centros universitarios de la UNAM, esto debido a los esfuerzos de la institución por integrar estudiantes de origen indígena a través del Sistema de Becas para Estudiantes Indígenas (SBEI), que pertenece al Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural e Intercultural (PUIC).
Actualmente se han integrado poco más de 900 estudiantes que provienen de distintos pueblos originarios, señaló el titular José del Val a la Dirección General de Comunicación Social de esta casa de estudios.
Este proyecto busca generar una cultura plurilingüe en un país donde la diversidad se desvanece ante la seria amenaza de desaparecer que presentan al menos 64 de las 375 lenguas que actualmente se hablan entre distintos grupos étnicos.
La principal causa de este problema continúan siendo las practicas discriminatorias en contra de los pueblos originarios, que relegan estas lenguas dando prioridad al idioma español en casi todos los ámbitos de la sociedad mexicana.
Como una mediad para fomentar la interculturalidad, el SBEI ha sido creado en el 2004, siendo Oaxaca el estado con mayor procedencia de estudiantes indígenas.
“Oaxaca es una de las regiones de diversidad lingüística más importantes del mundo, sólo la India tiene algo parecido. En ese estado hay 17 lenguas diferentes, y en la UNAM se practican entre 12 y 15, porque tenemos muchos estudiantes oaxaqueños, y además hay que contabilizar los que provienen de otras entidades”, señaló.
Este proyecto busca legitimar las lenguas indígenas y reconocer el valor cultural que representan para México.
“Tienen predisposición a la ciencia porque sus lenguas originarias la consideran un elemento constituyente. Su conocimiento de la realidad es muy profundo, y sus lenguas les otorgan ciertos instrumentos que les facilitan el acceso, la aptitud para las matemáticas o para la física, determinada también porque su mirada de la realidad es diferente” agregó.
De acuerdo con la DGCS de la UNAM los estudiantes que integran el SBEI provienen de las etnias: “zapoteca, nahua, mixteco, otomí mixe, mazateca, mazahua, chinanteca, totonaca, triqui, tlapaneca, tseltal, tsotsil, purépecha, amuzgo, chatino, mam, popoloca, así como chocholteca, ch’ol, chontal tének, kikapú, cuicateca, cuitlateca, huave, maya, pame y zoque”.
El académico también indicó que entre los principales enfoques del proyecto, se encuentra replantear la integración de estas lenguas al modelo educativo del país.
“La Universidad puede hacer algo, pero la necesidad de que el proceso educativo plurilingüe sea desde la primaria es esencial. En un país como el nuestro deberíamos tener una estructura educativa en donde las lenguas puedan actuar simultáneamente en el proceso de formación”, concluyó.
Según De Val en México aun está pendiente formular diálogos que aborden la importancia de asumir a México como un país pluricultural y plurilingüe.

Loading Facebook Comments ...