En Síntesis…/Vinicio Portela Hernández

0
79

Caso Viridians, bajo la negligencia del Ministerio Público

El caso de Viridians Flores Ramírez es suceso a todas luces y de cualquier punto de vista preocupante ya que la seguridad de las mujeres en el estado de Chiapas siempre ha sido descuidada por el Gobierno y por ello es una de las entidades con más feminicidios en la República mexicana.
Sin embargo, también es un caso para la investigación jurídica, primeramente por la falta de preparación personalísima de los Representantes Sociales, lo cuales con la figura de los primeros respondieres, son lo que más problemas tienen en la conformación de un investigación plena para llegar a la verdad histórica de los hechos en un acto criminal.
Es por ello de la importancia del expediente del caso Viridians Flores Ramírez, donde el Ministerio Público en un afán protagonista y falto de sentido del estado derecho y sus obligaciones continúa con prácticas deleznables a fin de hacer una supuesta justicia “montada” y lejana al plano científico.
Por lo anterior, y teniendo la sentencia y el expediente de este caso que nos ocupa, puntualizaré algunas fallas del Ministerio Público que, a mi parecer, permitieron la absolución de Omar Fernado Rosales Toledano:

1.- ¿Quién o quiénes autorizaron que el cuerpo encontrado en junio de 2013 en el barranco, ubicado bajo del Puente “San Cristóbal”, fuese incinerado sin practicarle pruebas periciales como el ADN?
Así como usted lo lee, el cuerpo que fue descubierto y que el Ministerio Público aseguró que correspondía a Viridians Flores Ramírez se le practicó la necropsia de ley, sin embargo no se tomaron muestras de ADN para compararlas con sus familiares y así tener una prueba irrefutable de la identidad del cuerpo del cual ya no se podrán hacer más investigaciones ya que cualquier prueba fue destruida.

2.- Las señas particulares no correspondían a Viridians Flores Ramírez.
La víctima tenía como señas particulares dos cicatrices de intervenciones quirúrgicas, la primera de una operación para extirparle el apéndice cecal y otra producto de una cesárea.
Ambas cicatrices no fueron encontradas en en cuerpo presentado como Viridians Flores Ramírez, tal y como lo refiere la necropsia practicada por el perito médico del Servicio Forense, la cual dicho dictamen fue ratificado ante la autoridad de que “no se observa la presencia de tatuajes o cicatrices antiguas”.

3.- El cuerpo encontrado al fondo del Puente San Cristóbal presentaba el apéndice cecal y el útero intactos.
La necropsia también reafirmó que el intestino se encontraba integro, al igual que el útero que no presentaba signos ni cicatrices que pudieran asegurar que ambos órganos hubieran presentado operaciones quirúrgicas como las que Viridians Flores Ramírez había tenido en su vida, como son una cesárea o extirparle el apéndice.

4.- No hubo identificación del cuerpo.
El Ministerio Público calificó y determino sin ninguna prueba científica, ni técnica, que el cuerpo encontrado al fondo del Puente San Cristóbal era de Viridians Flores Ramírez.
No tomaron muestras para aplicarle un examen de ADN.
No tomaron ninguna ficha dactilar, ósea, no realizaron registros de sus huellas digitales para identificarla mediante un examen pericial de dactiloscopia.
No se realizó un estudio toxicológico.
No realizaron un dictamen odontológico.

5.- Ningún testigo ratificó ante el Juez las declaraciones realizadas ante el Ministerio Público.
Los testigos del caso Viridians Flores Ramírez señalan que se sintieron presionados por la autoridad aprehensora y por el Ministerio Público, por lo que al estar ante la presencia del Juez estos no ratificaron su declaración y expusieron nuevamente sus versiones de los hechos ocurridos.
Ante esta situación existe evidencia de que algunas declaraciones fueron inducidas a base de presión ejercida por la autoridad a fin de obtener una identificación montada. Es más existe evidencia pericial, a través del Protocolo de Estambul, que dos testigos fueron torturados para realizar declaraciones e imputaciones falsas.
El experto concluyó: “que ambos fueron objeto de tortura para rendir la confesión así arrancada aquel y la declaración igualmente así arrancada a esta última durante la investigación”.
Por lo que este punto deja en claro que Omar Fernado Rosales Toledano no se encontró en el lugar de los hechos, el Hotel “Buen Samaritano” como pretendía el Ministerio Público hacer creer a la autoridad Judicial.

6.- No existe prueba confesional de Omar Fernado Rosales Toledano en la que acepte le quitara la vida a Viridians Flores Ramírez.
El Ministerio Público utilizó como prueba una confesión de Omar Fernado Rosales Toledano donde acepta la autoría del feminicidio de Viridians Flores Ramírez, esta confesión fue recabada en una diligencia de declaración ministerial el 14 de junio de 2013, cuando estaba internado en el Hospital Vida Mejor bajo medicación de benzodiacepinas, una droga que incapacita física y mentalmente al que la consume.
Ante esta acción del Representante Social esta prueba fue ilícita ya que Omar Fernado Rosales Toledano se encontraba ilegalmente detenido por la autoridad y bajo su custodia. Hay que recordar que el Ministerio Público inició sin detenido la Averiguación Previa 22/FES/2013-06, esto motivado por una orden de búsqueda y localización, por lo que fue detenido provisionalmente, sin embargo esta se convirtió en una privación ilegal de la libertad al tenerlo incomunicado.
Además, luego de un peritaje en grafoscopía y estudios de documentos determinaron científicamente que no correspondía las firmas del acusado con las plasmadas en dicha confesión.
Y para confirmar que no existió, repito, una confesión, los mismos custodios que cuidaban a Omar Fernado Rosales Toledano declararon ante el Juez que ninguna autoridad se había presentado a realizar alguna diligencia ese 14 de junio de 2013 solamente el personal médico visitaba al detenido, y que un perito trató de tomarle las huellas digitales pero que su estado de salud lo incapacitó hasta para realizar esa acción.

Conclusión

Estas son algunas de las inconsistencias del Ministerio Público que dejaron la posibilidad de que el Juez de la causa dejara en libertad a Omar Fernado Rosales Toledano por el supuesto feminicidio de Viridians Flores Ramírez.
Sin embargo también esta serie de anomalías, al integrar la investigación por parte del Representante Social, confirman la incompetencia de esta figura ante una indagatoria de alta relevancia.
Es casi inverosímil que un investigador deje cabos sueltos como la identificación plena de la víctima, en este caso el cuerpo sin vida encontrado en el fondo del Puente San Cristóbal, que según científicamente no es el Viridians Flores Ramírez.
Además, y contundentemente, demostraron que la prueba casi irrefutable que tenía el Ministerio Público, que era la confesión de Omar Fernado Rosales Toledano del feminicidio Viridians Flores Ramírez, fue desvirtuada también a través de pruebas periciales que confirmaron plenamente que nunca firmó esa declaración de culpabilidad.
Más de cinco años han pasado de ese trágico crimen que sigue enfureciendo a la sociedad chiapaneca, sin embargo también debería enfadar el accionar del Representante Social que no solo quería engañar a la autoridad Judicial, sino que le mintió al propio Fiscal General del Estado y hasta el Gobernador, y que este último prometió un castigo ejemplar al responsable de la muerte de Viridians Flores Ramírez, quien ahora debería de declararse como desaparecida.
Además que tristemente nunca se podrá saber la identidad del cuerpo encontrado en el barranco bajo el puente San Cristóbal, ya que la negligencia del Ministerio Público también borró cualquier evidencia para saber quién era esta mujer que fue incinerada poco después de practicarle la necropsia y también dónde está ahora Viridians Flores Ramírez.

Terminé
Comentarios en:
Email: vinicioportelahernandez@gmail.com
Facebook:@VinicioPortelaMx
Fanpage:@Agencia55.Mx
Twitter: @Vinicio_Portela

Loading Facebook Comments ...