ERA reta a las cúpulas nacionales

0
183

El Estado/Agencia

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, 28 de enero (El Estado).- Tras denunciar un atentado en contra de él y su familia, el exdiputado local, Oscar Eduardo Ramírez Aguilar, convocó a una marcha que partió de la fuente de la Diana Cazadora hacia el parque Central, para exponer que ningún acto de agresividad o intimidación detendrá el movimiento al que denominó “Por la Dignidad” y que nació como reproche a las imposiciones políticas que se hacen desde el Centro del país, principalmente con la que tiene que ver con el candidato a la gubernatura de Chiapas para el proceso electoral 2018.
Con esta actividad, el autodenominado “Jaguar Negro” cerró la serie de movilizaciones acompañado de sus simpatizantes e informó que a partir de ahora comenzará a recorrer toda la geografía estatal para solicitar el apoyo de más chiapanecos y terminar con el centralismo que por años ha mantenido a Chiapas en la pobreza y al margen de las decisiones importantes.
Un gran número de simpatizantes asistió a la marcha que se realizó por la arteria principal de esta ciudad, quienes lo acompañaron con consignas y pancartas. La marcha concluyó 4 cuadras antes del lugar destinado.
Ramírez expresó que el Movimiento por la Dignidad no es de un solo hombre, sino de todos los chiapanecos cansados de vivir en una entidad sometida a los intereses de los poderosos del país, por lo que reiteró que pese a los actos de intimidación no se detendrá.
Cabe recordar que el pasado 19 de enero, publicó a través de una red social un video en donde denunció la imposición del candidato a la gubernatura del estado: “Se me ha notificado que la candidatura al gobierno del estado será de manera antidemocrática, sim una consulta clara, sin un método donde se generen las garantías de participación política y sin respetar los derechos políticos de quienes por años hemos participado en este partido (Verde Ecologista)”, dijo.
En esta segunda actividad masiva, Eduardo Ramírez, fue enfático al reprobar que los temas trascendentales del estado tengan que decidirse desde las cúpulas nacionales, por lo que es tiempo de que la historia de Chiapas cambie y sean los mismos chiapanecos quienes decidan el futuro de la entidad.
En este sentido, comentó que el Movimiento de la Dignidad no se trata de un acto electorero, sino que es un acto social en el que los chiapanecos exigen respeto y autonomía de lo que ocurre en su estado.

Loading Facebook Comments ...