Fresas con Chocolate/Javier Opón/La minería en México, desplazamientos

0
36

La minería en México, desplazamientos
forzados y daños ecológicos
Desde inicios de la década de los noventa se realizaron los cambios constitucionales necesarios para la ratificación del TLCAN en nuestro país, la reforma al artículo 27 constitucional precede a otros cambios legislativos referentes a la minería, que modificaran aspectos que facilitaran la extracción de los minerales en el país.
Por ello, se fueron planeando las modificaciones a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que en primera instancia modificara la Ley Minera, para posteriormente modificar otras leyes en la materia, que entraran en juego para armonizar la extracción minera, hoy en manos de las grandes trasnacionales, entre las leyes que fueron necesarias modificar están: la Ley General de Bienes Nacionales, la Ley Agraria, la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, la Ley de Aguas Nacionales, la Ley Federal de Derechos, y la Ley de Inversiones Extranjeras y el Código Civil.
Esto permitió que durante la década del 2000 al 2010, se hayan otorgado 51 millones de hectáreas del territorio mexicano a las mineras, principalmente canadienses, según datos de la Secretaria de Economía.
En la actualidad el 25 por ciento del territorio nacional se encuentra concesionado a empresas mineras extranjeras, donde 77 por ciento de los proyectos son de compañías canadienses, como consecuencia de que las autoridades mexicanas son demasiado laxas para autorizar proyectos mineros, que despojan a los pueblos originarios de sus territorios, deterioran el medio ambiente y sólo generan grandes ganancias para los extranjeros.
Las mineras en México se han convertido en unas depredadoras que despojan de recursos y patrimonio a los pueblos originarios y comunidades campesinas, generando altas ganancias solo para la empresas extranjeras y para los funcionarios corruptos del país, pero sin que éstas sean redistribuidas entre las propias comunidades afectadas.
Las ganancias de la minería en México son enormes, pero solo del 1 al 3 % de estas quedan en el territorio nacional, lo que pone en grave riesgo a cientos de comunidades en el país, ya que esta actividad provoca desplazamiento forzado de los habitantes de dichas comunidades, las leyes en nuestro país se han modificado al grado que la minería está por encima de la propia seguridad alimentaría nacional, nuestros legisladores han sido condescendientes al grado de modificar las leyes para priorizar la extracción minera sobre cualquier otra actividad que se realice en el territorio, es decir, si en una extensión determinada de tierra se puede dar la siembra y la minería, se coloca a la segunda por encima de la primera, lo que vulnera la seguridad alimentaria, además de causar desplazamientos de los pueblos originarios y comunidades campesinas, con todas la violaciones a los derechos humanos que esto implica.
En Chiapas tenemos 99 concesiones mineras, a 50 años de funcionamiento; Es decir, hasta el 2060, empresas extranjeras, principalmente canadienses y chinas, estas extraen 13 metales, entre estos, oro, plata, cobre, zinc, fierro, plomo y titanio. estas concesiones, más las que se encuentran suspendidas a raíz de las movilizaciones, equivalen a un millón de hectáreas, en 16 municipios, principalmente en las regiones Sierra y Costa.
La minería ocasiona daño ecológico y ambiental irreversible, porque el suelo ya no se recupera, pero además, se violentan todos los derechos humanos de la población, se afecta la salud y la producción. También se afecta el acceso al agua, el derecho a la educación, incluso el derecho al tránsito, porque las empresas se posesionan del territorio, cerrando el tránsito por los caminos encéntrales de los pueblos originarios; Las mineras dividen a las comunidades, porque llegan con dinero y convencen a los líderes para obtener su aprobación, no obstante unas 60 comunidades de la Costa y Sierra de Chiapas, al ver que sus tierras quedan devastadas, han decretado la zona libre de la minería. El oponerse a las mineras ha ocasionado que se criminalice la protesta, por lo que sus manifestantes han sido víctimas de encarcelamientos, desapariciones y asesinatos, como el caso de Mariano Abarca, en el municipio de Chicomuselo. En nuestro estado son 16 municipios que resisten a las mineras, Acacoyagua, Acapetahua, Chicomuselo, Frontera Comalapa, Escuintla, Motozintla, Ixhuatán, Mapastepec, Pijijiapan, Siltepec, Tapachula, Tonalá, Solosuchiapa, Ángel Albino Corzo y Cintalapa, algunos de los municipios que se oponen a que las mineras extranjeras continúen saqueando y devastando nuestra riqueza natural.

P.D. Pesé al discurso de Enrique Peña hace 5 años cuando se aprobaran las reformas estructurales del país, y pesé a la promesa de que los precios de los energéticos bajarían, nada de eso se ha cumplido, es más la balance se ha inclinado en contra del consumidor, y es que nuevamente como cada inicio de año en los últimos 2 sexenios iniciamos el año con la alza de precios en los energéticos, gas lp., Electricidad y gasolinas nos reciben con precios mas elevados, lo que seguro elevara la inflación y será un duro golpe para la economía de la mayoría en un país de pobre
Abrazos mis estimados lectores
javieropon@hotmail.com
@javieropon
961 315 47 33

Deja un comentario