La familia Coello, la más rapaz y ambiciosa de Chiapas

0
509

Enrique Vázquez Palacios

Todo parece indicar que una de las familias más rapaces y ambiciosas que ha tenido el estado de Chiapas, ha sido la familia Coello, desafortunadamente representada en la entidad por el ex gobernador Manuel Velasco Coello; quien es señalado y acusado de despojo, robo, malversación de fondos, asesinatos, y de una infinidad de delitos que, como ha ocurrido con anteriores administraciones, probablemente jamás les sean comprobados y se le haga pagar por el daño causado.
Ahora, son familiares cercanos al ex gobernador, quienes son acusados de despojar de su patrimonio a una pareja de ancianos de casi 80 años de edad; valiéndose de tener influencias con las altas esferas políticas y del poder, como es el caso de Jovita del Carmen Coello Zuarth, hija del ex Fiscal de Hierro, Javier Coello Trejo, quien presuntamente fue la que maquinó todo para despojar a María del Rosario García García y a su esposo Simón Adalberto Mendoza Lara, de su casa ubicada en el número 164 de la avenida Sócrates, de la colonia Centenario Tuchtlán de esta capital.
Con lágrimas en los ojos, la compungida anciana, acompañada de su esposo, señala que “en mayo del 2013, se presentó en la casa la señora Jovita del Carmen Coello Zuarth, que en ese tiempo era la mujer de nuestro nieto Jaime Luis Díaz Ballinas, llegó llorando a pedirnos prestada la escritura de la casa, porque la iban a meter a la cárcel por una deuda que tenía; que iba a hacer un préstamo al banco y que en un año nos devolvería la escritura.
“Nos dijo que su papá (el ex fiscal Javier Coello Trejo), y toda su familia, no habían querido apoyarla y que estaba desesperada; que no quería que la metieran a la cárcel por sus hijos”.
Señala que confiando en la honorabilidad de la mujer de su nieto, al mes siguiente le dieron las escrituras; pero después de año y medio, Jovita y Jaime se separaron y la señora se fue a vivir a la Ciudad de México.
Pero la tragedia para ellos comenzó cuando unas personas que dijeron ser funcionarios de un banco, se presentaron en su domicilio y le notificaron que Jovita debía una fuerte suma de dinero y que de común acuerdo con otra persona de nombre Francisco Ariel Coutiño Grajales, habían hipotecado la casa.
Fueron en busca del señor Coutiño para conocer la situación de la hipoteca y este los acompañó a una sucursal bancaria ubicada sobre el bulevar Belisario Domínguez y Fraccionamiento Jardines de Tuxtla, donde la Gerencia Regional de Recuperación de Hipotecas, les informó sobre el problema de robo y abuso de confianza por parte de Jovita del Carmen Coello Zuarth, y les notificaron que realizarían una investigación sobre el caso para luego informarles sobre la situación.
Cuestionada acerca de si ella había firmado algún documento, la desolada anciana señala que “el día que le entregaron el dinero en efectivo a la señora Jovita (…) la gerente en ese tiempo era una tal Isela, amiga íntima de la señora Jovita. Estando yo presente y sin firmar ningún documento, vi cómo le entregaban el dinero en efectivo y lo echaban en un bolso.
“La única firma de la que nos acordamos, fue cuando nos llevaron al banco de noche. No conocemos al Notario Público Oscar Gabriel Esquinca, porque nunca fuimos a firmar algún documento o carta poder a su despacho”, detalla doña María del Rosario.
Más adelante, explica que el pasado mes de abril de este año fueron a la ciudad de México para tratar de hablar con Jovita y con su papá, pero se negaron a recibirlos, y la única que los atendió fue la asistente personal de la familia, quien a los pocos días se comunicó con ellos para decirles que “dijo el licenciado que no van a pagar nada, que le dijo su hija (Jovita) que ya había pagado esa deuda a Jaime Luis Díaz Ballinas y a su mamá, María Susana Ballinas Velázquez”.
Sin embargo, las cosas se han complicado porque ahora también, Francisco Ariel Coutiño Grajales, se dice engañado y defraudado por la hija del Ex Fiscal de Hierro, Jovita Coello “pero que él no quiere reclamar la deuda porque tiene miedo de que lo mande a matar el licenciado Javier Coello Trejo, por lo que nos dio una copia de dicho documento y que si queremos seguir viviendo en esta casa (nuestra casa), tendríamos que pagar $5,000.00 (Cinco Mil pesos) mensuales y si no, iba a ir al banco a desistir de la deuda y entregar la casa al banco”.

Loading Facebook Comments ...