La tarde de ayer miércoles

0
131

La tarde de ayer miércoles, se suscitó un fuerte accidente automovilístico, en el que se vieron involucradas dos unidades, una de ellas, que proporciona el servicio de transporte escolar, percance del que resultaron por lo menos 7 niños con golpes serios, debido al accidente.
Es común, en toda la entidad en donde existe este tipo de servicios, observar que, en su mayoría, estas unidades, son compradas a transportistas que las usaron como transporte público y que, al llegar al final de su vida reglamentariamente útil, son vendidas para diferentes usos, uno de ellos, la de transporte de infantes escolares que circulan sin placas.
También es muy común observar, la inseguridad con la que estos “prestadores de servicios” trasladan a los menores, quienes viajan sin cinturón de seguridad, además de ir parados en las ventanas sacando en ocasiones sus brazos o manos al ir en tránsito y algunas otras unidades, cuentan con aparatos de sonido de muy altos decibelios.
Es inaudito, que exista una indiferencia por dos frentes, uno el de las autoridades del autotransporte que deberían regular de forma por demás estricta a estas unidades y por otro lado, los padres de familia que otorgan la integridad de sus hijos, en manos de personas que en su mayoría no cuentan con la capacitación para el servicio y manejo de infantes, además de no contar con unidades específicamente diseñadas para este servicio o por lo menos, que cuenten con cinturones de seguridad, que sean obligatorios al abordar.

Loading Facebook Comments ...