LIGA FEMENIL MX HA SIDO¡UN GOLAZO!

0
166

LUIS ENRIQUE VÁZQUEZ

Hace algunos meses la Federación Mexicana de Fútbol, en conjunto con los clubes de primera división, hicieron realidad la Liga Femenil MX, que tuvo un impacto genial en la sociedad.
Los estadios tuvieron buenas entradas, los partidos se transmitieron por televisión, y las jugadoras festejaron a todo pulmón todos los goles que se anotaron en la primer. edición del campeonato.
Seguí por televisión, prensa escrita, las informaciones acerca del auge que desde la primera jornada tuvo la Liga Femenil MX, y cuyo interés en mi fue creciendo paulatinamente hasta que empecé a darle mayor importancia al consumo de noticias acerca del campeonato. Se hablaba de las grandes jugadoras, de broncas por defender a una compañera caída y a la que el rival había arremetido con violencia, de los golazos que definían el triunfo de partidos aguerridos, y los festejos, nada mejor que los festejos ante la afición.
Cuando la liguilla arrancó y en semifinales el Guadalajara jugó contra América, admito que de la misma forma en que si se tratase de un clásico con los equipos varoniles, sentí esa expectación porque Las Chivas le ganasen a Las Águilas. La rivalidad se mantiene, sean hombres o mujeres, el rencor es institucional.
De entrada, que ahora las Chivas o el América tengan un equipo femenil, hacen que el aficionado por igual sea hombre o mujer, esté interesado en que su institución tenga además del equipo varonil, un equipo femenil igualmente competitivo.
El proyecto de liga profesional de fútbol femenil tuvo tanta fuerza, por el hecho de que los equipos históricos de nuestro fútbol, integrantes de la primera división, apoyaron la iniciativa de crear equipos femeniles y presentarles con la misma identidad en el campo verde. Esto en vez de crear una liga con nuevos equipos, nuevas identidades, que aún no causan sentimientos en la afición. De haberlo hecho de esta manera, el auge hubiese sido distinto, y el crecimiento lento.
Ahora, las mujeres que desde niñas crecieron junto al padre festejando los goles de Omar Bravo, o de Cuauhtémoc, tenían la oportunidad de defender la identidad del equipo que tanta pasión les desbordaba semana a semana, cuando entraban al estadio, o seguían el partido por TV, o en la radio. Y así sucedió, gol a gol, partido a partido, entrenamiento a entrenamiento, las futbolistas que integraron las plantillas de los equipos participantes de ésta primera edición, se entregaron al máximo para que el partido que definía el campeonato, causara tal expectación y animo entre el público, para que la Finalísima se jugara con estadio lleno. La casa de las Chivas, estadio totalmente lleno, todos los boletos volaron, y Pachuca y Chivas, instituciones que desde hace mucho tiempo han demostrado tener las mejores estructuras para formar futbolistas competentes a nivel varonil, ahora lo hacían igual en femenil.
Las tuzas del Pachuca llegaban con ventaja de 2 a 0, así ganaron el primer partido por la serie final. Pero debieron aprovechar aún más su localia. En el juego de vuelta, la práctica de jugadas a balón parado del Guadalajara empató el compromiso. Los goles fueron coreados por la multitud rojiblanca, y la moral se creció en Las Chivas y decreció en Las Tuzas.
Cuando vi la imagen de la delantera del Guadalajara festejando con lágrimas el 3 a 0, me sentí feliz. Era un hecho, dos cosas, el campeonato para mis amadas chivas, pero también el hecho de que la pasión por parte de las mujeres en el fútbol era más que real.
Ahora ellas eran heroínas en busca de goles. La repercusión social es magnífica, porque ahora ellas, las mujeres, tienen la ilusión de vestir algún día la camiseta del equipo de sus amores y defenderla y portarla con orgullo en el pasto verdel
La liga fue transmitida de principio a fin por la tv, y fue un espectáculo emocionante. Ninguna liga femenil de fútbol en el mundo tiene el auge mediático que logró la mexicana apenas en su primer edición.
Ni las estadunidenses, ni alemanas, ni brasileñas, las dominadoras del fútbol de selecciones, cuentan con una liga que haya generado la pasión que generó de principio a fin éste proyecto. La final se transmitió por fox sportx con la narración de Raúl Orvañanos, falta que las mujeres busquen narrar sus propios partidos. Una narradora capaz de emocionar con su grito de GOOOOOOOOOOOL, pero pronto vendrá la indicada. La Final en Guadalajara tuvo un gran rating, y al día siguiente la tapa de muchos periódicos que ni siquiera son deportivos, tenían la portada de las jugadoras rojiblancas levantando la copa.
Ahora falta que la Liga Femenil MX trabaje para formar jugadoras cada vez más competitivas para nuestra selección mexicana, y que de ésta manera logremos ganar terreno a las naciones que desde hace tiempo marcan la pauta en éste deporte. Otra vez las mujeres en el deporte, poniendo el ejemplo de grandeza. Enhorabuena por éste proyecto, que nos inspira a todos.

Loading Facebook Comments ...