Más que una bebida, una bendición, el pozol

0
996

Por Carlos Rafael Coutiño Camacho.- Ayer se conmemoró el día del pozol, un producto que nace de la mezcla de maíz molido, agua y azúcar al gustos, locatarios de 20 mercados dieron a conocer que promoverán el producto regalando las jícaras para así, retomar esta tradición de los abuelos.
Desde los años 80´s hacia atrás, era una costumbre, el beber pozol a las doce del día, sobre todo para los trabajadores que asisten al campo, una fábrica u otro empleo, todo ello es parte de una costumbre que fue creciendo conforme la población se hacía más grande, aunque esto se apagó a finales del siglo.
Por eso, la intensión de retomarla y dejar en claro que la bebida es chiapaneca, aunque también en Tabasco se consume, pero de una manera distinta, el sabor si tiene un cambio y la forma en hacerlo y servirlo igual, por eso está la decisión de señalar que esta es una bebida de los dioses.
El pozol de cacao, es maíz, cacao, azúcar y se bebe frío, para que el sabor sea más consistente y agradable para las personas que degustarán de ello, una jícara está entre los 10 hasta 40 pesos, según el lugar donde se consuma, aunque se puede comprar en masa y por 5 pesos 5 personas pueden ingerirla completamente.
Por lo que refiere al pozol blanco, son de dos tipos de maíz caliente y el reventado, todo depende del gusto del consumidor, se endulza con azúcar o panela, de acuerdo a la tradición del pueblo, otros más lo acompañan con tacos, empanadas, o en su caso con cacahuate, coco, pepitas y hasta con mango verde.
Los niños de primaria, las mamás acuden a la hora del recreo con pozol, es clásico en ellos, que es un complemento del desayuno y que además los mantienen bien alimentados, incluso evita la desnutrición en ellos, otros más lo ingieren sin endulzante, por presentar problemas de diabetes.

Loading Facebook Comments ...