Matan a puñaladas a su esposo en Reynosa; ella lo escucha, en Tabasco

0
143

Ángel Vega – Tabasco HOY

Hace casi dos meses, en mayo de este año, la señora Diana Luz ‘N’, una mujer residente del estado de Tabasco, denunció públicamente la desaparición de su esposo (del que estaba separada), el señor Francisco Pastor Sánchez, ocurrida en Ramos Arizpe, Coahuila; hoy, su esposo está muerto y los asesinos sueltos.
Lo más escalofriante del caso, es que ella asegura que escuchó por teléfono el momento en que lo mataron a puñaladas.
“Escuché cuando mataron a mi esposo. Traté de calmarlo, decirle que todo estaría bien, que me comunicara con quien estuviera al mando. Después de decirle lo oí gritar y luego nada. Silencio”, relató la ahora viuda.
Desde varios días antes del fatal desenlace, Diana Luz se mantenía en comunicación con las autoridades antisecuestro de la Fiscalía de Tabasco, así como con sus homónimos de Coahuila.
No obstante, ninguna de las dos procuradurías fue capaz de impedir la misteriosa muerte de Francisco Pastor. Ella culpa a las autoridades de tortuguismo en las investigaciones, incluyendo la Fiscalía tabasqueña, por lo que ahora su marido está muerto.
Luego de la fatídica llamada, Francisco Pastor Sánchez finalmente fue localizado el 12 de julio entre las 16:30 y 17:00 horas en las calles de Reynosa, Tamaulipas; su cuerpo presentaba lesiones múltiples de arma blanca. Herido, alcanzó a escapar de sus captores, y llegar a la calle donde agonizó y murió.
Cabe recordar que desde que Francisco Pastor desapareció en Coahuila, la señora Diana recibió al menos dos llamadas telefónicas intimidantes, por parte de supuestos extorsionadores, por lo que pidió ayuda de los medios para que su caso se ventilara para aumentar las probabilidades de localizar a quien fuera su pareja. “Estamos separados pero tenemos una hija, y obviamente seguimos en contacto. Vivimos en Tabasco pero somos de Veracruz, y él se fue a radicar a Ramos Arizpe porque en Tabasco no hay oportunidades de trabajo”, señaló en su momento.
En una nueva entrevista con tabascohoy.com, Diana argumenta que el asesinato ocurrió a raíz de un secuestro, posiblemente por parte de “coyotes”, aunque asegura que su marido tenía papeles en regla y no tenía necesidad de atravesar la frontera con Estados Unidos de forma ilegal.
El señor Francisco Pastor era ingeniero electromecánico, y desde el pasado 10 de mayo estaba ilocalizable. Sus compañeros de trabajo allá en Coahuila tardaron en avisarle de su desaparición a Diana por que no tenían su número. Pero al enterarse, ella trató de ponerse en contacto con él. De acuerdo con el testimonio, desde el 10 de mayo no regresó a la casa que renta con sus compañeros. Tenía que firmar una renuncia en Reynosa, Tamaulipas, con una empresa llamada Schneider Electric, porque era de planta y lo liquidaron. Nunca supo si su marido acudió o no, porque en la compañía no le dieron información si la Fiscalía no se la solicitaba por correo.
“La licenciada que recibió la denuncia aquí en Tabasco y la canalizó a la Fiscalía de Coahuila. Ella me hizo el favor de mandar un correo a la empresa para saber si mi esposo se presentó a cobrar su finiquito y un reparto de utilidades que tenía pendiente, pero dicha empresa se negó a contestar. Todos me daban largas”. Ahora, después de la muerte de Francisco, Diana tiene la sospecha de por alguna razón que desconoce Francisco tuvo problemas de dinero, tal vez con un “coyote” o alguien relacionado con el crimen organizado.
“Sufrió mucho mientras estuvo cautivo. Lo sé por unas llamadas que recibí de gente que presenció los hechos, mi esposo pudo escapar de los sujetos que lo tenían, pero lamentablemente nadie quiso o pudo ayudarlo”.
No obstante, el calvario aún no termina, pues no le ha sido posible recuperar el cadáver de Francisco; ante estos hechos, exige justicia, al grado de que ha expresado su deseo de contratar un investigador privado para encontrar al o los asesinos del que fuera su pareja de vida.

Loading Facebook Comments ...