MENINGITIS, ENFERMEDAD INFECCIOSA QUE DEBE SER TRATADA POR EL ESPECIALISTA

0
175

Con la finalidad de reducir los problemas de meningitis el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informa que entre las causas más comunes están las infecciones virales, aunque con tratamiento adecuado, mejoran sin complicaciones. 
Sin embargo, las infecciones meningíticas bacterianas al volverse muy graves llegan a producir la muerte o daño cerebral, por lo que siempre es importante consultar con el especialista y no automedicarse, informó Rosa Berenice Perla Posada, pediatra del Hospital General de Zona (HGZ) Uno de Tapachula Chiapas.
Cualquier persona puede padecer meningitis, pero es más común en las personas con sistemas inmunitarios débiles y puede agravarse muy rápido de no atenderse a tiempo y en forma adecuada, por lo que debe acudir a consulta médica si presenta fiebre súbita, dolor de cabeza fuerte, rigidez de cuello, náuseas o vómito, más aún si se trata de un menor porque este tipo de padecimientos los afecta en mayor grado.
La meningitis se define como una infección de las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal, lo que ocasiona que se obstruya el flujo sanguíneo hacia el cerebro, poniendo en riesgo el desarrollo y la vida de quienes la padecen.
Asimismo, puede causar irritación química, alergias a medicamentos, bacterias, hongos, parásitos o incluso tumores., generalmente ataca a los niños recién nacidos y lactantes menores de un año de edad.
Estos dos grupos constituyen más del 50 por ciento de los casos, aunque puede presentarse a cualquier edad, también el estado nutricional o inmadurez que se presenta en niños prematuros o pacientes con enfermedades anatómicas congénitas del sistema nervioso central.
Al prevenir la meningitis bacteriana se evitarán lesiones neurológicas permanentes; mientras que la meningitis viral no es una enfermedad grave y sus síntomas suelen desaparecer en cuestión de dos semanas, sin complicaciones duraderas.
Las secuelas que puede ocasionar la meningitis no atendida debida y oportunamente, incluyen parálisis cerebral, parálisis de pares craneales, atrofia cerebral, ceguera, sordera, déficit mental, alteraciones en el desarrollo neurológico, hidrocefalia y crisis convulsivas.

Loading Facebook Comments ...