Fri10242014

Ultima Actualizacion07:41:02 AM GMT

Back IMSS, tortuguismo y burocracia

IMSS, tortuguismo y burocracia

En la sala de Consulta Externa Familiar de la Clínica 23 del IMSS, ubicada en el Libramiento Norte, “se vive el Infierno de Dante”, los empleados se han “vuelto insensibles, sea por exceso de pacientes, falta de trabajadores o por falta de capacitación que nunca hará falta”, dicen los afectados que por temor a represalias solicitaron el anonimato.
“Acudimos con mi hija a solicitar una incapacidad por una cirugía, y a pesar de las recomendaciones de reposo obligado del cirujano, tuvimos que esperar cinco horas -con nuestra enferma- para lograr ser atendidos a pesar del dolor de la cirugía; sin garantía que lo consiguiéramos pues nos amenazaron que podíamos esperar más horas para el turno de la tarde. Nosotros no íbamos a consulta, sólo por un canje”.
Otra señora que llegó a las 8 de la mañana fue atendida hasta la una de la tarde, su niño tenía tos -es un bebé- desde hace 9 meses era atendido en el IMSS y no había mejora, tuvo que llevarlo a un médico particular y se le diagnosticó que era asma; ella regresó al IMSS.
Otra señora dio a luz a la una de la mañana del día 25 y ocho horas después le dieron de alta, y a las siete de la mañana de ayer ya la tenían caminando en la sala, pues le exigían regresar para que checaran al recién nacido y afiliarlo, porque si no el viernes no le harían la prueba del tamiz.
Los entrevistados señalan que este maltrato se da por parte del personal de Asistencia y Recepción, y las autoridades del IMSS deberían tomar carta inmediata en el asunto, pues este tortuguismo y maltrato, desprestigian y denigran a la institución, donde los derechohabientes pagan con sus cuotas el salario del personal.

IMSS, tortuguismo y burocracia

Reporte Meridiano

Sana Nutrición

Reportajes

Tecnología en la educación

Columnas

Noé Farrera Morales/Noé Farrera Morales

Editorial

Editorial