MÉXICO HIZO CONFIANZA Y JUGÓ UN PARTIDO DE ESPANTO; ESTAMOS A TIEMPO DE RECOMPONER

0
166

POR LUIS ENRIQUE VÁZQUEZ NAVA

Las victorias ante Alemania y Corea del Sur fueron fundamentales para que México pasara a Octavos de Final del Campeonato del Mundo de Fútbol de Rusia 2018.
Nuestra selección se agarró de las uñas de estas victorias para lograr la clasificación, ayudado por Corea del Sur, que sacó el orgullo ante Alemania y les venció.
El equipo sueco se mentalizó para jugar a tope este partido, al cual llegaban con la responsabilidad de ganar o ganar, una vez que tenían 3 puntos en aquel momento.
Sus goles cayeron en el 2ndo tiempo. Augustinson abrió el marcador al minuto 50 y Grankvist tiró de gran forma desde los once pasos para el 2 X 0 al 62’. Edson Álvarez cerró el marcador con un desafortunado autogol al 74’.
Para éste partido, Juan Carlos Osorio alineó al mismo once que jugó contra Corea, siendo la primera ocasión durante el proceso, en la que el entrenador colombiano dio total confianza a sus hombres para repetir en el campo.
El equipo nacional no tuvo capacidad de respuesta y la presión le rebasó.
Pero están a tiempo para recomponer la situación, y analizar a fondo las fluctuaciones de su estado de ánimo, por el cual de pronto dan un partido de época y despues uno penoso.
El próximo partido de México será en contra de Brasil, Un Clásico del Fútbol Latinoamericano en el Mundial.

¡ES HORA DE SACAR LA CASTA!

Loading Facebook Comments ...