Mobbing en todos los empleos: IMSS

0
201

Por Carlos Rafael Coutiño Camacho.- El problema que impera en el ámbito laboral es el “mobbing”, dio a conocer la Psiquiatría adscrita al Instituto Mexicano del Seguro (IMSS), Patricia Pérez Herrera.
La especialista señaló que dicho acoso se genera a partir de la resistencia al cambio por parte de los integrantes de un sector o grupo definido
De tal forma, el trabajador se ve envuelto en situaciones que estigmatizan su presencia en el grupo laboral, se le excluye de las decisiones grupales, se ignora su presencia y su opinión jamás es tomada en cuenta.
En casos extremos, agregó, el acosado es víctima de insultos o gritos, así como la asignación de tareas laborales imposibles de cumplir, sobrecargando sus actividades.
Detalló que en el caso del “mobbing” es importante detectar el líder del acoso, ya que es el que agrupa a los demás miembros, generalmente más débiles y les guía mediante el proceso de acoso hacia el nuevo integrante, quien cumplirá durante ese periodo la función de ‘chivo expiatorio’.
Indicó que aunque el fenómeno se da generalmente ente personas del mismo gremio, también existe entre jefe y subordinado o viceversa.
En el caso contrario cuando el subordinado es el agresor, señaló, se debe al rechazo absoluto a la figura de autoridad del jefe en curso dado a actitudes autoritarias, arbitrarias o malas tácticas de liderazgo que llegan a perjudicar el ambiente laborar y desencadenar un intento velado por sabotear su liderazgo.
De igual forma, destacó, es importante tomar en cuenta que el “mobbing” es un fenómeno natural en el comportamiento del ser humano, pero esto dura solo un tiempo, si el hecho permanece de forma recurrente y llega a afectar el estado emocional de las víctimas, así como el flujo de trabajo entonces es importante tomar medidas.
Señaló que el acosado sufre generalmente de depresión, sentimiento de culpa, estrés, ansiedad y gran pérdida de la autoestima, así como dificultad para concentrarse, perjudicando así su desempeño laboral y generando con ello un círculo vicioso, en que el acoso continúa.
Finalmente acotó que la presencia del jefe de grupo es fundamental para que exista una atmósfera laboral saludable y, en caso de que sea el jefe el responsable del acoso, el grupo de trabajo deberá entablar comunicación con éste.

Loading Facebook Comments ...