Noé Farrera Morales, perseverante, tenaz y ejemplo de sencillez/Armando Rodríguez Martínez

0
67

( PUBLIPECH ).- No es fácil escribir de un hombre que en el transcurso de su vida ha luchado y desafiado a las adversidades de la vida, pero quienes le tenemos en alta estima desde que éramos jóvenes sabemos de su Optimismo, Perseverancia, Tenacidad y Sencillez.

Con estas palabras de hermano espiritual, amigo como muy pocos, comprensivo, leal y muy humano, saludo y le pido a Dios por su pronto restablecimiento del Contador Público Noe Farrera Morales, quien hace apenas unos días fue Intervenido Quirúrgicamente en nuestra tierra natal Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Noé Farrera Morales, fue hijo del Extraordinario tuxtleco, admirado Deportista Don Noe Farrera Llaven, hombre honorable y reconocido dueño de la hasta hoy famosa y prestigiada Joyería y Relojería La Princesa, en la Capital Chiapaneca, la Mamacita de Noé Farrera Morales, fue Doña Andreíta Morales de Farrera, a quien ella en vida, a su hijo Noé lo llamaba “ mi Güero”, lo amaba y lo quería y amaba mucho, aunque a veces Doña Andreíta le daba sus leñazos en la espalda cuando mi amigo Noé se quería salir del carril.

Dudo que alguien no conozca al menos en Tuxtla Gutiérrez, pero por si acaso alguno no lo conoce les diré que a base de mucho trabajo logro fundar su Periódico el famoso y muy combativo Diario Chiapaneco PENDULO DE CHIAPAS, que desde hace cerca de 30 Años, ha sido la voz valiente, veraz y oportuna de los que no tienen voz.

Noé Farrera Morales, fue operado, pero gracias al “Colocho” como él le dice a Nuestro Señor Jesucristo, poco a poco va saliendo de la dolorosa operación, pero Noé ha sido, será y seguirá siendo un Roble. A la hora que Noé este leyendo estas sencillas palabras, yo estaré en Cardiología del Centro Médico Nacional Siglo XXI del reconocido IMSS en la CDMX, a donde me acompaña mi esposa Pauly, ya que me harán estudios de Medicina Nuclear, para que los y las Cardiólogas valoren mi Corazón un tanto maltrecho, después de 2 Infartos en 1986.

Noe, gracias por tu amistad, nobleza, paciencia, perseverancia, tu esposa, tus hijas, hijos, nietos, hermanos, familiares, amigos, lectores y compañeros periodista te queremos leerte, verte y tomar cuando menos un vaso de agua, y digo agua porque tú desde hace casi 46 Años dejaste de beber tu Santo Trago, como decía Tío Gervacio. Primeramente Dios regresare y nos volveremos a ver para nuestras sabrosas pláticas, Noé, se te estima, respeta y admira, por eso no te permitimos que te rajes, doblarse, pero aguanta, queremos a un noble Noe, Pastor de Ovejas que no quieren dejar los “ aguajes “, no olvides, en Vida como dicen mis hermanitas Reynita y Lourditas, ya de muertos, ni llantos, música, velas, ofrendas, remedian nada, aún nos quedan motivos para seguir conviviendo y viendo la belleza de nuestra tierra, su gente, su comida, leyendo nuestros periódicos y saludando al Sol todas las mañanas y darle gracias a nuestro Ser Superior por un día más. Bendiciones, ánimo, mucha salud, alegría, felicidad y buena suerte.

Loading Facebook Comments ...