Para quienes nacieron en los 70´s, será fácil el recordar y buscar en las gavetas de la memoria, al país de Nunca Jamás.

0
128

Para quienes nacieron en los 70´s, será fácil el recordar y buscar en las gavetas de la memoria, al país de Nunca Jamás.
Nunca Jamás es una lejana y exótica isla donde los niños no crecen y viven sin ninguna regla ni responsabilidad, pasando así la mayor parte del tiempo divirtiéndose y viviendo aventuras.
Estos se hacen llamar los “Niños Perdidos” y son liderados por el conocido personaje de la empresa de entretenimiento Disney, Peter Pan y su hada Campanita.
Recapitular en este tema, es semejar la realidad que vive en Chiapas, estado y habitantes que podemos comparar con “Nunca jamás”, en donde los chiapanecos parecemos niños, sin ninguna responsabilidad, sin reglas, sin respeto, sin valores, sin nada que nos haga valernos hombres.
Pese a los atropellos que se han cometido en los últimos 11 años, en materia de modificaciones a las leyes, organismos gubernamentales, economía, estabilidad y paz social, vivimos enajenados de responsabilizar a los culpables de estos hechos, desinteresados de lo que nos aqueja.
La ingobernabilidad que vive Chiapas en estos momentos, no es culpa de nadie más que de la misma sociedad, pues no contamos con la firmeza o valentía para defender lo que es nuestro, nuestro estado, nuestra gente, Chiapas.
Es hora de levantar la cara y decir basta, a esta ola de desmanes acaecidos en nuestras narices, de organizarnos como pueblo y demostrar que somos capaces de obligar a las instituciones y a quien las encabeza, a tener la vocación de servir y trabajar con el único propósito de un bien común.
Es fácil señalar, pero existen organizaciones que, por años, solamente han buscado ayudar a los más desprotegidos de nuestro país, pero mediáticamente, nos los han mostrado como los enemigos públicos, cuando los verdaderos enemigos, son quienes, sin zozobra, han saqueado al país, siendo lobos con piel de ovejas.

Loading Facebook Comments ...