PICARDÍAS/por el NEGRITO SANDÍA./¿TENDRÁ ACUERDOS EL GüERO CON EL PRI? 

0
61

¿TENDRÁ ACUERDOS EL GüERO CON EL PRI?

En la reunión de gobernadores y funcionarios priístas estuvo el gobernador Manuel Velasco Coello, con un aspecto de “trágame tierra” ya que estaba en medio de puros tricolores y con el compromiso de establecer políticas que favorezcan al tricolor en la elección definitoria que se verificará en la primera semana de julio del 2018.
Es de todos conocida la reticencia del gobernador verde a alinearse por la derecha con el PRI, ya que tenía las esperanzas de poner un candidato verde como el perico. Su favorito era el presidente de la Junta de Coordinación Política Eduardo Ramírez Aguilar, para que por medio del PVEM en Chiapas, fundara un cacicazgo de mediana duración.
Por medio de una candidatura al senado de la República y por medio de llegar a ser senador de partido, esperaba el Güero llegar a ser el patriarca del Verde en este estado del sureste. En el libro de Gabriel García Márquez El Otoño del Patriarca relata la vida de un dictador que muere viejísimo, llegando a conservar el poder por más de cien años. Brillantemente, García Márquez relata como un niño que nunca supo quién fue su padre, llegó al poder bajo el patrocinio de los ingleses.
Posteriormente, ya en el poder reprime las reales o figuradas traiciones con mano de hierro.  Enseguida pasa a ser patrocinado por los gringos, quienes obligan al patriarca a venderles el mar.
Pues bien, a Manuelito le fallaron todas las maromas para llegar a ser el Patriarca y mantener el poder muchísimos años.
De acuerdo a las primeras impresiones, parece que los acuerdos entre el PRI y los verdes chiapanecos empiezan a tomar forma, al verse obligado a conceder su decidido apoyo a la candidata de Peña Nieto, José Antonio Meade Kuribreña que es el único al que le ven las patas para gallo y lograr detener al “peje” López Obrador en su camino hacia la presidencia.
Con Meade Kuribreña se repetirá el caso de Miguel Ángel Mancera, que llegó a ser candidato al gobierno del Distrito Federal sin estar afiliado a ningún partido, solo con el apadrinamiento del “peje” y de Marcelo Ebrard Casaubon; ni tampoco tener la intención de militar en ningún instituto político; y ya ven como le fue, traicionado por los “chuchos”, por Héctor Serrano, por los grupos inmobiliarios y por otros más que solo querían sacar partido de Mancera y su pendejez.
Los golpes al Güero Velasco fueron por el estilo de los recibidos por  Mancera. Le vendieron la idea del impuesto a la tenencia de vehículos y poco faltó que todos los carros nuevos los dieran de alta en el estado de México. Se encaprichó con Rosa Pérez Pérez, la cacica de Chenalhó y ya se vieron las consecuencias. Como Secretario de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda le falló miserablemente al Güero con sus mesas de acuerdos que no sirvieron para nada.
En las fotos posteriores al festejo de los del PRI después de su “victoria”, estaba Manuel Velasco Coello como “santo que pasó su día”, con cara de yo no fui, pero tenía que reír, carcajearse y aplaudirle a José Antonio Meade, al satanás y demás ralea.
Nada más que José Antonio Meade no debe confiarse ni de su sombra, porque el axioma político de “que los amigos son de a mentiras y los enemigos también” aquí en Chiapas no ha perdido su validez.
Ojalá que el Güero llegue a un buen acuerdo con la jerarquía del PRI, porque si las cosas siguen igual, a la mejor no llega ni a la primera semana de julio.

Deja un comentario