Planeta sufre mutaciones: Biólogo

0
89

Por Carlos Rafael Coutiño Camacho.- El cambio de era de nuestro planeta, inició hace algunos años; donde se observa mutaciones y el hombre debe estar listo para adaptarse a estas modificaciones, apuntó el Secretario del Medio Ambiente e Historia Natural (SEMAHN), Ricardo Hernández Sánchez.
Lo que tiene que trabajarse, es que este cambio que está ocurriendo sea drástico, lo que se tiene que buscar es que estos cambios sean los más suaves posible, el proceso de evolución siempre ha existido, es falso que el hombre lo haya provocado, esto es desde la misma conformación de la tierra.
Lo que si es cierto, es que con el cambio del uso del suelo, como la falta de reforestación, el uso de la tierra de un rubro a otro, el incremento de la temperatura, terminan por ser puntuales; que afecta a la biodiversidad, a todos los seres vivos, por eso insistió en que se tiene que trabajar.
El ser humano, si puede adaptarse a las nuevas condiciones que se estarán presentando, lo que se está buscando es la reducción de los impactos negativos del cambio climático, que sea más suave estos cambios, por lo que reiteró que en nuestras manos, también está parte de la solución.
Es de mencionar que se está en esta era geológica denominada como ‘Antropoceno’, lo que vendría a ser “tiempo o época reciente caracterizada por el efecto de la acción humana”. Y ‘holoceno’, por su parte, se compone de ‘holos’ (total, completo, íntegro) y ‘kainos’.
Ambas “épocas”, la que extraoficialmente estamos viviendo desde 1950 y la que la precedió, pertenecen a una subdivisión superior geológica llamada ‘periodo’. Holoceno y antropoceno serían épocas dentro del periodo Cuaternario.
El choque de un asteroide hace 65,5 millones de años marcó el límite entre los períodos Cretácico y Paleógeno tardío; el retroceso de los glaciares inició nuestra época actual, el holoceno, hace cerca de 12.000 años. Es entonces cuando aparece el ‘homo sapiens’ y desarrolla la agricultura y la ganadería.
El hombre cambia la faz de la Tierra. Pero en los últimos años, quizá, podría haber transformado algo más profundo en sus capas internas.
A nivel geológico, este periodo se caracteriza por la progación de varios materiales, como el aluminio, el cemento y el plástico. Pero también, por la contaminación de los combustibles fósiles, y aún peor y más dañino, por los radioisótopos de las bombas y ensayos nucleares (desde las primeras pruebas en remotos atolones y desiertos a las explosiones-terremoto de Corea del Norte, pasando por Hiroshima y Nagasaki).
No solo habrían contribuido a propiciar el antropoceno las partículas radiactivas, también lo habrían hecho la contaminación de los plásticos, el hollín de las centrales eléctricas, la adificación de los océanos, el impacto del hormigón, la destrucción de ecosistemas completos y hasta las toneladas de los huesos de los pollos -cuya crianza y consumo ha crecido de manera exponencial en todo el mundo-.
De hecho, los defensores de esta teoría afirman que el fósil de gallina será indicativo de esta nueva era en el futuro. Es lo que algunos denominan también como ‘Capitalceno’, para denunciar el decisivo rol del capitalismo en este proceso y para referirse al carácter predador de la especie humana.

Loading Facebook Comments ...