Presentan queja contra edil, regidores y funcionarios, por omisos

0
429

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, 05 de enero de 2018 (muralchiapas.com).- El catedrático e investigador José Adriano Anaya presentó ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) una queja en contra el verde presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez, Luis Fernando Castellanos Cal y Mayor, contra la síndica municipal, Guadalupe Rodríguez y 2 funcionarios municipales, por su omisión ante el tema de la “Meseta de Copoya” y el interés económico que se refleja en su actuar.
En las oficinas centrales de la comisión, se presentó en la documentación en la que se pide a la CEDH emitir las medidas cautelares para que el ayuntamiento capitalino se abstenga de publicar la nueva carta urbana, se lleve a consulta la realización de dicha carta y se reponga el procedimiento de la sesión de cabildo del pasado 21 de diciembre.
Desde el pasado 21 de diciembre, la regidora María Mandiola denunció que por empate de 8 votos, 1 del presidente Castellanos, otro de la Sindica y 6 regidores, pero con el voto de calidad del edil, se aprobó la nueva carta urbana en la que cambian el uso de cambio de suelo en una parte de conservación ecológica de la Meseta de Copoya.
Los 8 de 16 integrantes del cabildo que votaron a favor de esta nueva carta urbana son; el presidente municipal, Luis Fernando Castellanos Cal y Mayor, la síndica Gloria Guadalupe Rodríguez Ozuna y los regidores: Iván Sánchez Camacho, Felipe de Jesús Granda Pastrana, María Paulina Mota Conde, Carlos Molano Robles, Saraí Aguilar Medina y Catalina Graciela Licea Bonilla.
Así también se presentó en contra de José Alberto Colmenares,  Secretario de Desarrollo Urbano Municipal y María del Rosario Bonifáz Alfonzo, titular de la Dirección de Desarrollo Urbano de la Secretaría de Obras Publicas y Comunicaciones (SOPyC) ambos del Ayuntamiento Municipal Constitucional.
La queja se extienden también contra “quien o quienes más resulten responsables de la emisión del acto administrativo violatorio de derechos humanos, que emitieran voto  favorable de la nueva  “La carta urbana y Programa de Desarrollo Municipal de Tuxtla Gutiérrez 2015- 2040”, que fuera modificada y aprobada el  21 de diciembre de 2017 en Sesión Extraordinaria de Cabildo (8 en contra y 8 en favor),  por violaciones al derecho humano a la Legalidad y la Seguridad Jurídica y Prestación Indebida de Servicio Público y demás que se acredite durante el proceso de investigación”.
Pese a que toda la zona de la meseta de Copoya y el propio Cerro Maztumatzá fueron declarados como áreas protegidas y de conservación ecológica, se trabaja en esa área y en la actualidad el presidente municipal, pretende cambiar el uso de suelo a 89 mil metros cuadrados para poder legalizar las acciones.
En los casi 90 mil metros cuadrados que se quiere cambiar uso de suelo, de Conservación Ecológica a tipo habitacional, y que se encuentra dentro de la zona de mayor riesgo, desde hace más de 6 meses se encuentra trabajando una constructora, y el ayuntamiento a cargo de Castellanos Cal y Mayor, no ha actuado.
Pese a eso, el interés del Edil Verde Ecologista en cambiar el tipo de uso de suelo, ha sido mucho al grado que la votación fue ocho regidores en contra y 8 integrantes más (entre el presidente, síndica y 6 regidores) a favor, fue él, precisamente que con voto de calidad definió la aprobación de la carta urbana, cuando este tipo de decisiones debe realizarse con la votación calificada previo a una consulta ciudadana abierta.

Loading Facebook Comments ...