PROACTIVA sigue contaminando la capital

0
321

Redacción
A pesar de dar un pésimo servicio y de cobrar elevadas cantidades de dinero, la empresa Veolia-Proactiva continúa lastimando y perjudicando a la ciudadanía tuxtleca, esto luego de que el fin de semana decidiera suspender el servicio en nuevas zonas de la ciudad como una medida de chantaje y extorsión al Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez.
Lo anterior, por el adeudo que, según la empresa, tiene la administración capitalina, la cual solo es el aumento ilegal a la tarifa autorizado en 2010 de $20.74 por tonelada, con lo que quieren cobrar 30 millones adicionales, en una completa forma ilegal y abusiva.
La secretaria general del Ayuntamiento, Magda Jan Argüello detalló que, la empresa recolectora de basura, ha exigido desde el inicio de la administración el pago de los adeudos de las administraciones anteriores, amagando a la actual con no prestar el servicio, facturando montos exorbitantes.
“Proactiva, nos ha estado engañando desde que inició la administración, solo sacan los pocos camiones recolectores con los que cuenta para tomarse la foto, tenemos muchas denuncias de que no pasan, no se llevan la basura completa y además cobran regalías por recolectar los desechos de algunos establecimientos”.
Asimismo, Magda Jan Argüello resaltó que, la empresa ha demostrado desde el inicio muchas deficiencias por las cuales el Ayuntamiento se ha negado a reconocer los montos exorbitantes que factura, además de las anomalías e incumplimientos, entre las que figuran el no acatamiento a los estatutos del contrato, como que el servicio debería prestarse con 38 camiones recolectores y solo tienen 25; no pusieron en funcionamiento las barredoras automáticas; de las siete tolvaderas que dispuso al inicio, solo funcionan 2; no cuentan con separadores de basura; aumentaron además de forma ilegal, la tarifa en 2010, lo que representa a la actual administración una deuda heredada de 120 millones de pesos; y se han recibido decenas de denuncias ambientales respecto al uso del relleno sanitario.
Cabe destacar que, Proactiva ha cobrado en Tuxtla cerca de mil millones de pesos, y en los días anteriores la empresa obstruyó el acceso de los vehículos habilitados del Ayuntamiento, para recolectar la basura, al relleno sanitario, bloqueando el acceso al centro de transferencia y ahora la suspensión de la recolección afectará a nuevas rutas de la ciudad.
Finalmente, la secretaria general del Ayuntamiento, hizo un llamado enérgico a la empresa a reestablecer el servicio o de lo contrario buscarán los mecanismos legales para rescindir el contrato, ya que es ilícito dejar de recolectar la basura en la capital y se afecta severamente la salud de los tuxtlecos.

Loading Facebook Comments ...