¿Que ahora sí se va Rutilio?/Noé Farrera Morales/Quién es Quién

0
548

Dicen que ahora sí, que este martes 09 de enero el magistrado Rutilio Escandón Cadenas, dueño, amo y señor del Poder Judicial del Estado, entregará ya las riendas de la casa de justicia sabrá Dios a quién y en qué condiciones, porque desde que asumió el cargo de coordinador estatal de Morena y que ya se siente el candidato a la gubernatura, no ha hecho otra cosa que hacer proselitismo para el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) de Andrés Manuel López Obrador que, ahora sí, se equivocó muy gacho al darle ese espacio a un hombre que ha sido brazo derecho y ejecutor del mismísimo Manuel Velasco Coello, a los que AMLO llama mafia del poder.
El chiste es que dicen, no me crea porque lleva meses despidiéndose, que ahora sí lo va a cumplir. Total, ya cobró su aguinaldo, bonos navideños y cuanta paguita se pudiera meter a la bolsa así que, buenos, pues ya piensa irse. Y aquí es fundamental, en caso de que ahora sí se vaya, porque dicen las malas lenguas que sabe ya que AMLO lo va abajar y que no será el candidato a la gubernatura, y por eso se ha eternizado en el Poder Judicial desde donde tiene todo el dinero para poder hacer campaña y para hacer más rico. Será, sí, el coordinador estatal de Morena pero que hay un as bajo la manga y podrían dar una sorpresa si bajan a Rutilio que ya se lambe los bigotes (que ni tiene) porque quiere que todo el dineral que se maneja en las campañas pase por sus manos.
Pues bien, lo que prosigue, si de verdad hay interés porque el Poder Judicial tenga solvencia moral y se le quite el estigma que le ha impreso un hombre como Rutilio que juaga a ser de Morena pero es bastante servil a lo que le pide el gobernador Manuel Velasco, es una auditoría. Sí, urge saber en qué condiciones recibió Escandón Cadenas y cómo lo está entregando. Porque es un secreto a voces que es su caja chica, la caja con la que les tira migajas a algunos periodistas, la caja con la que mantiene su vida de mirrey, la caja que le ha permitido hacer campaña cobijado en la figura de magistrado, es y ha sido, y seguirá siendo si deja alguien a modo, el Poder Judicial.
Hoy que supuestamente estamos en la antesala de que Rutilio Escandón tire la toalla como magistrado para buscar el sueño guajiro de querer ser gobernador, y digo que es un sueño guajiro porque una cosa es soñar con algo y otra, muy diferente, que esto que se sueña se cumpla, el Poder Judicial seguramente quedará desfondado. Porque bien reza el dicho que el que a dos amos sirve, con alguno queda mal. Y hasta hoy Rutilio ni ha sabido ser coordinador estatal de Morena, porque todo se reduce a que su faldero, de apellido Brito, dique juega al estratega y se la pasa convocando a reunioncitas donde Rutilio arma sus supuestos amarres rumbo al 2018 por Morena y lo hace, vaya descaro, desde las oficinas del Poder Judicial. Porque fuera son pocas las veces que el aún magistrado ha salido a caminar.
Yo no sé si AMLO sepa que Rutilio usa el Poder Judicial como caja chica para sacar los recursos que le permiten promocionar y decir que es candidato de Morena, porque de ser así López Obrador sería cómplice de las corruptelas que ha creado Escandón desde el PJE permitiendo que sea un aparato corrompido e que le esté auspiciando dinero para poder ponderar al movimiento. Yo, honestamente, no creo que sea así, pero de otra forma uno no termina de explicarse cómo ha permitido que se viole uno de los estatutos de Morena que señala que ningún trabajador de los tres poderes puede ser el coordinador, y Rutilio no sólo es trabajador activo del Poder Judicial sino que es el que mueve todos los hilos ahí y quien dice qué y cómo se mueve.
Por lo pronto, la noticia de que ya se va ojalá sea verdad pues es demasiado descaro que siga sirviéndose con la cuchara grande y abanderando un movimiento que, la verdad, ni le suma, al contrario, le resta.

Loading Facebook Comments ...