Que los hijos trabajen para mantener a papás, según niños de la calle

0
42
MÉXICO, D.F., 06ENERO2011.- Niños de la calle piden limosna a los transeuntes durante este Dia de Reyes y algunas personas les regalan juguetes. FOTO: RODOLFO ANGULO/CUARTOSCURO.COM

Por Carlos Rafael Coutiño Camacho.- Son los padres quienes envían a sus hijos a trabajar, para que “ayuden” con la economía de la casa, mientras los padres no cuentan con trabajo, ni hacen nada para aportar; el argumento es que “para eso son los hijos” para mantenerlos.
En lo que fue el día mundial contra el trabajo infantil, Chiapas presenta problemas por economía y cultura, el que niños tengan que trabajar, como una acción de agradecimiento a sus padres por darles la vida, aunque ellos tengan que padecer cualquier eventualidad.
Al menos unos 600 niños que viven en la calle otros que trabajan en cruceros y fuera de comercios; reconocieron que les gusta este tipo de vida; pero aceptaron que no conocen otra, así están acostumbrados y para ellos la vida es así, porque sus padres o padrastros se los ordenan.
Angélica es una niña de 10 años; no va a la escuela; dice que tiene que vender chicharrines, porque en su casa no hay a veces para comer, ellos lo que pueden llevan, así se ayudan entre otros, son 4 hermanos en total, sus padres le piden de favor que lo haga, por ser la mayor.
Minerva, es otra pequeña que vende dulces, lo hace a las afueras del Congreso del Estado, se enoja si no se le compra, pero acepta que si no lleva parte de la venta, entonces no come, es una consigna que se tiene, por eso es necesario y casi casi obliga a que se le haga la venta.
La mayoría de los niños que venden en la calle, no tienen ropa limpia y la que tienen es usada; no conocen la tecnología, no les hace falta, no les importa, ellos viven así, sin nada, es el estilo y lo que vivirán para siempre, porque para ellos no hay un futuro, más que el que se les quiera dar.
El albergue del DIF, que está frente al Domo del ISSTECH en Tuxtla Gutiérrez, tiene atención a los niños que deseen, se les invita y acuden, ahí se les da atención como alimentos, apoyo sicológico, médico y hasta atención educativa, hay más de un centenar de distintas edades.
Todos ellos, se dicen agradecidos, ahora reconocen que la calle no es la mejor opción, pero en su momento no les quedaba de otra, por eso invitaron a que todos los niños acudan, es mejor estar ahí, que expuestos a cualquier accidente o ilícito como ser robados para la trata.

Loading Facebook Comments ...