Quién es Quién/Alistan asistencialismo para cooptar votos/Noé Farrera Morales

0
73

Cada movimiento que se hace en las secretarías tras las salidas de los funcionarios lleva estrategia. No se hacen al vapor y cuando los aplican con antelación de los comicios electorales del 2018 tienen una estrategia bien planeada para poder incidir en las votaciones y usar los programas como armas electoreras, armas que los pongan en el centro de todo y que les permitan tener el control de todo. Algo de eso está pasando en estos momentos en la Secretaría del Campo que, tras la salida de José Antonio Aguilar Bodegas, ha empezado a remover a parte del personal y están metiendo en puestos estratégicos a todo aquel que pueda ser ciegamente servil con el verde. Porque por si fuera poco tener en bandeja a Prospera, a la Sedesol y ahora a la Secam les va a permitir poder tener el control de un padrón que gusta de recibir dádivas y que, por ende, a cambio pide tan sólo una cosa que es para que la democracia funcione: el voto.
Imagine bien el poder que les representa a los verde el tener a la Sedesol y a Prospera, programa con el que muchos políticos como el propio senador Roberto Albores Gleason fueron sindicados en su informe por acarrear gente para llenar su estadio, donde se le armó un morlote por agresión a la prensa. Pero si eso nos escandalizaba o nos ponía llenos de molestia, imaginen ahora que vengan las elecciones y que a cientos de chiapanecos les van a decir que o votan por el PVEM y el PRI, en caso de que vayan a alianza, que simplemente lo que recibían y les ayudaba para medio librarla en el hogar no va a llegar porque quieren votar por alguien más. No sólo es terrible sino que atenta contra la libertad de elegir, la libertad de poder razonar el voto y no de seguir órdenes para que los mismos parásitos de siempre lleguen a ocupar los puesto y siguen manteniendo la opresión e incrementando los cinturones de pobreza que existen en nuestro estado.
Porque para nadie es secreto que la estrategia del partido Verde Ecologista de México al poner a la diputada Sassil de Léon Villar como titular de Prospera y al legislador Luis Ignacio Avendaño Bermúdez como titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), fue un movimiento descarado que lleva línea directa para que en los comicios del 2018 las cosas se den con una línea directa al fraude. Sí, como el que cometieron los verdes en el 2015 y que fue evidenciado al grado de mostrar que los mismos aparatos electorales como el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) se coluden y terminan sacando el cobre. Ahora los movimientos que están haciendo en la Secretaría del Campo llevan la misma línea. La estrategia es clara y, a todas luces, lleva la línea de lo turbio y lo sucio que siempre ha permeado todo en las elecciones.

Así, todos están operando con rumbo a las elecciones. Todos empiezan ya a mover las líneas, a mover las estructuras que les van a servir, que les van a dar el control. Porque si algo es experiencia nuestra es ver que los políticos siempre usan a las estructuras oficiales y a los programas asistenciales como una medida de control. No es nuevo y lo estaos diciendo con mucha antelación. Ojo con Sedesol, Prospera y con la Secam que ya andan con todo, desatados y hambreados por poder meter en cintura a las personas que necesitan y que ven pisoteadas su necesidad por la ambición de los políticos que los usan a su antojo. Sabemos que la gran mayoría ve a la pobreza como una oportunidad de seguir prendida de la teta presupuestal, de seguir empoderándose, llenándose las alforjas con dinero, mientras la pobreza crece y crece, y los programas paternalistas siguen sirviendo para eso que estamos denunciando hoy: control de poder y violación a la democracia. ¡Hasta mañana!

Deja un comentario