Quién es Quién/DEMOCRACIA Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN/Noé Farrera Morales

0
99

DEMOCRACIA Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN

El papel de los medios de comunicación y su participación en la vida democrática de la entidad es un tema pendiente en la agenda ciudadana y del próximo gobierno de Chiapas. Son pocos los personajes ocupados en analizar la situación actual del denominado 4º Poder.

Entre ellos encontramos a dos personajes:

Sarelly Martínez y el periodista Isaín Mandujano.
El primero autor de la prensa maniatada, el periodismo en Chiapas y más reciente mente la condición del periodista en Chiapas; y el segundo que ha destacado por sus propuestas legislativas en materia de libertad de expresión y medios de comunicación, así como la profesionalización de los periodistas chiapanecos.
Sarelly Martínez, en su libro el periodismo en Chiapas hace un amplio recuento de los acostumbrados botines del que se hacían algunos dueños de los medios de comunicación con el político o gobernante en turno quien, en pago por “protección” destinaba sendos apoyos económicos disfrazados en convenios de publicidad, regalos ostentosos y uno que otro cargo público.
Esta situación, quizá se deba que algunos propietarios de medios de comunicación son empresarios cuya principal finalidad es hacer de este patrimonio de la sociedad un medio para incrementar sus ganancias y su esfera de poder; cosa que no está mal desde la perspectiva comercial, sin embargo hay que dejar en claro que la vocación periodística guarda en su seno un valor importante: salvaguardar los interés de la sociedad por encima de cualquier otro.
Hasta ahora han sido pocos los medios de comunicación que se han destacado por hacer del compromiso social su actividad diaria situación que, si de por si es difícil, lo es más cuando se vive en un país donde la corrupción es el pan de todos los días.
Así pues, la realidad nos urge hacer una pausa para reflexionar sobre el papel de los medios de comunicación y su contribución a la vida democrática de la entidad.
La libertad de expresión y el periodismo son pieza clave para conjuntar ese rompecabezas llamado democracia, de ahí la importancia de este análisis. Es por ello que legislar en materia de medios es algo urgente. Isaín Mandujano, por ejemplo, propone y desmenuza varias ideas en su artículo agenda legislativa en materia de medios, sociedad y gobierno en entidades federativas, donde cita:
“son seis temas sobre los cuales es necesario legislar, para dar al menos los primeros pasos hacia el cabal cumplimiento de los estándares internacionales en materia de libertad de expresión. Primero, despenalizar los delitos de difamación, calumnias e injurias; segundo, legislar para la conservación, rescate y acceso a los archivos públicos, administrativos e históricos; tercero, nivelar de acuerdo con los estándares internacional las leyes de acceso a la información pública y crearlas en aquellas cuatro entidades federativas que se resisten a tener un marco jurídico en la materia; cuarto, legislar en materia de secreto profesional, es decir, garantizar el respeto a la reserva de las fuentes de información en algunas profesiones; quinto, crear un marco jurídico que democratice el control de los medios públicos en poder de los gobiernos; sexto, elaborar en cada una de las entidades federativas un instrumento jurídico, reglamento o ley estatal, que regule o controle la publicidad gubernamental asignada a la prensa, radio y televisión”.
Aunado a ello podría crearse también un comité regulador que la prensa cuya finalidad sea denunciar la parcialidad o el uso faccioso de los medios, intervenir en las concesiones publicitarias para que este no sea un botín de lucro, canonjías o medios para coartar el derecho para informar.
Este órgano colegiado tendría también la responsabilidad de promover e incentivar mejoras para el ejercicio periodístico así como analizar a través de foros y ponencias la situación que enfrentan los comunicadores, como el riesgo que implica su profesión, la necesidad de garantizarles seguridad en su trabajo, mejoras a sus condiciones salariales entre otras.
Empero estas propuestas no encontraran cabida hasta que el gremio periodístico del estado no se organice o busque apoyo de otros movimientos ciudadanos pro democráticos. Ya que los peces más grandes se comen a los pequeños en cuestión de los convenios publicitarios, que siempre cobijan el desvió de recursos de los gobiernos en turno y por eso a estos medios se les da la prioridad de pagarles hasta un millón y medio de pesos al mes sin factura, y a otros les han dado diputaciones locales y federales y hasta sindicaturas, por hoy es todo, hasta mañana si el de las alturas así lo cree pertinente si no es que nos atraviesa una bala de una R15

Loading Facebook Comments ...