Quién es Quién/EL FUTURO ANGEL DE LA GUARDIA 2018-2024./Noé Farrera Morales

0
225

En un corral estaban cuatro gallos ya emplumaditos. Los cuatro gallos ambicionaban el llegar a ser el mandamás del corral. El actual mandamás del corral ya le tocaba retirarse a más tardar dentro de cinco meses. Uno de los gallos se llamaba RAG, el segundo JOR, el tercero REC y el cuarto JAAB.
Los cuatro comenzaron a hacer méritos para tener la oportunidad de llegar a la posición dominante durante los seis años siguientes. Todos comenzaron a hacer promesas en reuniones en las que trataban de atraer el voto de sus congéneres. El actual mandamás, que era conocido como MVC los dejaba actuar y de vez en cuando les daba su ayudadita. Por compromisos contraídos con un tabasqueño, decidió empujar al gallo llamado REC y comenzó a proporcionarle toda la ayuda posible.
Pero el mandamás MVC no se sentía a gusto con esa situación. Quería tener un gallo competidor que fuera su fiel servidor en toda la extensión de la palabra. Necesitaba esa fidelidad porque necesitaba al mando a un funcionario que le guardara las espaldas para poder irse tranquilo a disfrutar del botín que logró amasar en sus seis años de poder sin zozobras ni sobresaltos. Un mandamás que lo cuidara como él había cuidado a su antecesor, el bastardo que les robó a los chiapanecos hasta el modo de andar.
MVC rogó, gestionó, hizo regalos y promesas y por fin logró colar entre los aspirantes a su gallo FERCA a quien le comentó: ya la hicimos, ya eres suspirante, ahora debemos cuidarte para que llegues sin ningún obstáculo al palacio de gobierno. Y prosiguió, no era posible que no pudiésemos hacerte un lugar para que tengas la oportunidad. Como iba a faltar mi gallito predilecto, con esos cachetitos que parecen almohaditas, tus bigotes cafés y tus ojos claros. Ahora sí es tu oportunidad.
Nada más que tenemos que evitar el debate donde te quieren “echar montón” esos corrientes de tus competidores. Desean cuestionarte por dos o tres detallitos que sucedieron en tus años como presidente municipal como las fallas en el agua potable, en el pavimento de las calles de Tuxtla Gutiérrez, en los drenes pluviales y ahora te quieren embarrar con el accidente del tráiler que se accidentó en la Pochota, porque andan diciendo que la rampa de seguridad que mandaste a hacer no sirvió. Si tú no eres ni constructor ni ingeniero ni media cuchara.
Así que vamos a evitarte el trago amargo del debate con esos corrientes. Ya tú sabes que ese tal RAG siempre me ha caído gordo, el otro ejemplar JOR es tan corriente que da toques, REC es un zalamero y eso lo sé muy bien, porque estuvo a mis órdenes un poco menos de seis años y el tal JAAB es un advenedizo que no se ha dado cuenta que sus mejores años ya pasaron, pero ese es el más peligroso porque conoce muy bien al estado de Chiapas y sus problemas.
Entonces, les voy a ordenar a RAG y a REC que no se presenten al debate y si tú tampoco te presentas, no estarán en el evento tres participantes de cinco, así que se suspenderá aunque le pese al mundo. Los riquitos esos que convocan, que se aguanten si no hay debate, al cabo que lo único que tienen es un poco de lana.
Lo que sí es necesario es que le eches muchas ganas a tus mítines y tus concentraciones, ya ves que con un buen verbo le puedes sacar raja a la brosa, más todavía si son campesinos.
Además no vas a llegar con las manos vacías como candidato pobre, les regalarás fertilizantes, despensas, cachuchas, playeras y un chivito para su combi y su chesco. Con dinero baila el perro, y eso lo sabes muy bien.
El único problema es que nos vamos echar de enemigo al caudillo tabasqueño, más aún que dicen que no perdona las traiciones, pero recurriremos a mi abuelo Fernando Coello para que calme al “macuspano” y no te haga pesada la vida.
Además, no te olvides que a mí me debes todo lo que eres y lo que serás, así que tú eres mi seguro de vida; no quiero que me pase lo que a Javier Duarte, a César Duarte, a Roberto Borge Angulo, a quien pusieron a lavar los inodoros en la prisión…¡qué horror!
Así que tú serás mi ángel de la guardia, nada más no me falles.

Loading Facebook Comments ...