Quién es Quién/El poeta Artemio Gallegos López, orgullosamente chiapaneco/Noé Farrera Morales

0
239

El arquitecto Artemio Gallegos López es un hombre con presencia y talento incontrovertible, se caracteriza por un arduo trabajo literario y artístico en Chiapas, su labor, tal como lo explico a continuación, merece ser valorada por su calidad, prestigio y creatividad, a sus ya 87 años de edad.
El poeta tiende a ser honesto consigo mismo, combina los modos de narrar, minimiza las grandes charlas para provocar efectos fantásticos y de ficción, lo que hace que su manejo del habla se refine.
Leer la poesía de Artemio Gallegos, es como abrir una ventana un día soleado y tranquilo, ni trampas ni oscuridades, enturbian sus palabras sencillas, exactas y limpias, cada cosa en su lugar, en su tiempo, un poeta natural habita en él; así como el río recorre la llanura sin prisas, el camino cabalga sobre sí mismo y la evolución se viste en el paisaje, Artemio pone sobre el papel su vida, diría en su momento el poeta Enoch Cancino Casahonda.
Es piedra angular del patrimonio cultural de Chiapas, forma parte de los grandes valores de la poesía, pintura y color de nuestra tierra, estos hombres ya casi no hay o se nos están hiendo.
El editor del corporativo péndulo de Chiapas Noé Farrera Morales, es el generador de este homenaje dirigido al hombre dueño de sí mismo, versátil, natural, espontáneo, libre don Artemio Gallegos López.
Poeta de filigrana, pintor filólogo, declamador, humanista de alegre y amena conversación,
se muestra orgulloso de la tierra que le vio nacer, San Juan Chamula, luego Zinacantán y avecindado desde toda su vida, en Tuxtla Gutiérrez.
Cansino Casahonda dijo lo mismo con otras palabras, vida de íntimos ritos, bañada, intensa, ha visitado clímax y sucesos diferentes.
Los altos de Chiapas han creado su amor por los tzotziles, hermanos de Gallegos, el centro y la costa, su devoción por su familia y sus amigos, la poesía, forma un paisaje donde la autenticidad preside en los sucesos, le viene de herencia de hogar, de cotidianidad.
Paso a paso, letra a letra, anécdotas, epigramas, periodismo, así conocimos al arquitecto Gallegos López, todo un señor, así con letras mayúsculas, quién con vehemencia y hasta con dulzura, sostiene que los gobiernos no han sido parejos para apoyar la cultura, dice por qué y propone el Consejo Estatal para la cultura y las artes CONECULTA, es el camino, pero con esquemas de continuidad no con planes de sexenio, deben los gobiernos ser parejos e igualitarios.
Del mismo modo, remite recomendación a las nuevas generaciones de los hombres y mujeres de letras, considera que, la poesía actual, a veces dispersa en el amplio mundo de lo petulante carece de muchas virtudes en comparación a la del siglo anterior.
Su forma, no esta en el contenido ni en la integridad con lo que algunos poetas jóvenes trabajan, por qué la poesía actual, se enfoca más en lo moderno, en la construcción de versos refinados y sin embargo inocuos.
La poesía actual es un hecho, aparte a veces integrado únicamente por la moda y su divulgación, por el hecho de tener voz y verse reflejados en la constancia de algo que carece de compromiso.
El maestro Gallegos López, también fue locutor y se declara amigo de la comunicación y de los comunicadores, pero cómo no, si fue locutor de la primera radiodifusora comercial de Chiapas la XEON de 1949 a 1957, articulista, epigrafista y colaborador de don Gervasio Grajales del periódico es.
Compartió micrófonos con voces como la del extinto Ricardo Palacios Hansa, Romero Paz Casio Abarca o Ramón Gonzalo Jiménez.
El arquitecto Artemio Gallegos López, es parte del ateneo cultural de Chiapas, lo distingue su facilidad de palabra, una retentiva impecable con fechas, nombres de personas, y personajes y una envidiable memoria, que le permite declamar al momento varias de sus poesías.
A Tuxtla, la casa soñada esa no dudar su máxima obra, en ese poema enaltece, reseña, pinta dibuja la obra de Juan Sabines Gutiérrez, quien como muchos sabemos en tan solo tres años le dio otro rostro a Chiapas, particularmente la capital Tuxtla Gutiérrez.

Recostada en el tiempo;
la ciudad dormitaba;
esta ciudad de Tuxtla;
que es nuestra inmensa casa.
Hasta que un hijo suyo;
nacido de su entraña;
realizador de sueños;
se puso a hacer las cosas;
sin inventar palabras.

Y la ciudad dormida;
la siempre bien amada;
se despertó al conjuro de su voz de campana.

Luego él le dijo, aguarda;
haré contigo todo lo que soñé en mi infancia;
te construiré palacios con una enorme plaza;
y puente sin que a diario;
puedas lavar tu cara.

Ampliare tus arterias;
donde rueden los días de tu existencia diáfana;
y tendrás más jardines y mil luces de ensueño;
y un gran templo de nácar.
Y pasaron tres años;
en que ya no fue sueño la palabra empeñada;
desde entonces, ya es otra esta ciudad sin mácula.
esta ciudad despierta, este Tuxtla de todos;
qué es nuestra inmensa casa.

Artemio Gallegos López, premio Chiapas, en 2008 presentó el viernes 24 de abril de 2009, a las siete de la noche, en el auditorio general del centro cultural de Chiapas, Jaime Sabines, su libro y disco compacto, Obra Completa, que incluye su primer libro pórtico cuyo prólogo es del cronista Eliseo Mellanes Castellanos.
El poema Al Indio fue el segundo en consideración del autor, de gran carga emocional, dice, el hecho reside a que su creación como el nombre lo indica, fue escrita cariñosamente para el indio de su tierra, porque la convivencia entre él y sus partidarios fue demasiado cercano.
El cronista Eliseo Mellanes Castellanos, el maestro Cheo, explica que uno de los méritos de la obra de Gallegos López es a su juicio, la autenticidad, ya que expone sus sentimientos con naturalidad, por medio de estrofas, aunque no perfectas en su forma, si claras y con sentido poético, porque los versos no están retorcidos por las palabras, divorciadas por las ideas.
En este sentido, abarca todas las latitudes incluso perfecciona la palabra indio a la palabra mexicano, porque el indio, es un ser particularmente íntegro, un nosotros y después yo, un sin fin de cualidades que concretan un ser autónomo por naturaleza, el indio es el lugar, la identidad.

Esperamos y deseamos su pronta recuperación, no sólo la familia, sino todos los que apreciamos a tío Temo.

Loading Facebook Comments ...