Quién es Quién/Guirao, el desestabilizador/Noé Farrera Morales

0
54

Las acusaciones vertidas sobre el diputado federal del partido del tucán, el oportunista y remedo de pastor frustrado de Leonardo Guirao Aguilar, no deberían tomarse tan al vapor como lo ha venido haciendo el Gobierno de Chiapas. No. Son varias las voces clavadas en la zona Tulijá-Tseltal-Chol que sindican directamente al profeta del nopal como principal artífice de la violencia que vive esa zona y que han puesto al pueblo de Chilón como un foco rojo con toda la escalada de sangre que se ha venido viviendo y que nadie ha podido frenar, o bien, mejor dicho, que a nadie le interesa frenar.
A Guirao y a su hermanita, la síndico municipal Flor Guirao, los acusan de haber armado a un grupo paramilitar que se la pasa asolando a toda la región y que mientras con la derecha Leonardo Rafael Guirao Aguilar está predicando la palabra de Dios en todas partes de Chiapas, haciendo promoción de su Fundación Con garra humana y haciendo amarres con algunos pastores a los que la avaricia les agrada más que la fe, con la izquierda ordena que den rondines en los ejidos del municipio en donde hacen disparos al aire para mantener a las personas atemorizadas. Las comunidades de Morelitos y Getzemani, por ejemplo, son las que recientemente se han visto amedrentadas por los pistoleros de Guirao y, pese a las denuncias, ninguna autoridad toma cartas en el asunto.
Es más, múltiples voces han señalado que uno de los líderes de los paramilitares Los Peschtoneros, al servicio de Leonardo y Flor Guirao, fue asesinado el día de ayer. Se trata Rosember Álvaro Méndez a quien han mostrado en una imagen portando una pistola y un rifle, reclinado en una camioneta estaquitas, y a quien sindican como presunto responsable de diversos delitos entre los que destacan secuestros, asaltos a mano armada, robo de vehículos y de motocicletas, tentativas de homicidio, entre otros, todos al servicio del señor Leonardo Guirao.
A mí me causa mucha sorpresa, por ejemplo, que pese a los señalamientos que ha tenido Leonardo Guirao, y siendo diputado federal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), en vez de preocuparse por limpiar su imagen parece que le gusta que se le vincule a este tipo de hechos para infundir terror entre la población de esa zona. Todos sabemos que la intentona de Guirao para estas elecciones que vienen es la de ocupar una curul en la Cámara Alta y lograr que su hermana sea diputada local, mientras que pacta la alcaldía para Mayo, un personaje servil a los intereses mezquinos de los Guirao, y no es nada descabellado pensar que una de sus estrategias es seguir enquistado en el poder a base de la inseguridad y el temor que ha abanderado en esa zona olvidada de la entidad.
De ser ciertas las acusaciones que pesan en los hombros del diputado Guirao, sería más terrible aún que el propio gobierno se haga de la vista gorda y no frene esta forma tan burda de operar. Chiapas tiene memoria y recuerda perfectamente en qué han terminado los experimentos en donde se buscó armar a grupos de choque que sirvieran a algunos poderosos. Es más, el propio Satanás comiteco, padre del Diablito que aspira a ser gobernador, sabe perfectamente los costos políticos de andar auspiciando a grupos paramilitares, grupos de choque, cuyo único fin es el de terminar asesinando inocentes en nombre de intereses particulares.
Si la ley no se torciera al mejor postor, a Leonardo Guirao lo esperara el fresco bote. Ya debería haber sido desaforado y debería estar enfrentado a la ley. Pero Guirao, más que otra cosa, le suma a los verdes dinero y votos, una mezcla que va desde el acarreo hasta la intimidación, según hemos visto. Por eso, mientras los pobladores siguen denunciando intimidación, siguen acusando derramamiento de sangre, Guirao sigue trepado en los templetes con biblia en mano, predicando la palabra de Dios, hablando del perdón, de la igualdad, del amor al prójimo, aunque su comportamiento sea netamente luciferino.

Anclaje

Dicen las malas lenguas que van a sacrificar al acosador sexual de Óscar Gurría de su intentona de ser senador por Morena. Le darán para abajo porque el más abusón y abusivo de todos, nada más y nada menos que Maya de León, dirigente estatal del Partido Encuentro Social (PES), quien pretende colar para la Cámara Alta a la arribista favorita de este sexenio: Sasil De León. Ni modo, ahora sí que me dejaron al viejito pelón, mi compañero, chiflando en la loma. Eso le pasa por abusivo, porque él manoseó las encuentras para favorecerse y dejar fuera al ingeniero Jorge Ordoñez quien, por mucho, es un verdadero político y un hombre e academia que mucho le hubiese aportado a Morena y a Chiapas. ¡Hasta mañana!

Deja un comentario