Quién es Quién/Montaje amarillo/Noé Farrera Morales

0
138

El día sábado por la tarde el Partido de la Revolución Democrática (PRD) llevó a cabo su circo montado para supuestamente definir a sus candidatos. Antes de la fecha indicada la rumorología señalaba que todo estaba indicado para que le levantaran la mano a Eduardo Ramírez Aguilar. Es más, varios portales de internet publicaron la foto donde el Jaguarcito aparecía rodeado de Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México; Manuel Granados, dirigente nacional del PRD; Juan Zepeda, ex candidato al gobierno del estado de México; Héctor Bautista, líder de la corriente ADN; Héctor Serrano, líder perredista; y Dante Delgado, dirigente nacional del partido Movimiento Ciudadano.
Lo curioso de todo fue que los perredistas de Chiapas, los que son trabajadores y esbirros de Eduardo Ramírez, vaticinaron que esa imagen era el mensaje que se debía tener en claro. Que esa fotografía era ya el anuncio para que la líder del Movimiento sin dignidad fuese ungido en la asamblea y que todo lo demás iba a ser solamente mero trámite. Es decir, que ERA sin haber inscrito, sin estar en la terna de los que se registraron para participar en el proceso interno del sol azteca para ser los abanderados rumbo a la gubernatura en estos comicios 2018 que se avecinan.
Pero al final de cuentas todo fue más de lo mismo: una intentona torpe y mal elaborada, una intentona que nuevamente los deja en ridículo, una intentona que los muestra como lo que son: los grandes maestros de la simulación y que deja al descubierta esa necesidad por hacernos creer que ya tienen todo apalabrado cuando las cosas no son así. Sabemos realmente que la carta fuerte del perredista nacional en Chiapas se llama José Antonio Aguilar Bodegas, les guste o no les guste. Ya basta de seguir engañando a la gente. ERA no es candidato a nada porque simplemente no ha cumplido con lo que ya está escrito, ni con tiempos ni con nada. Tanto Rubén Velázquez como Josean y el mismo Diego Valera.
Por eso es que no decidieron nada, señores. Que nadie les cree es la realidad más fuerte y palpable de estos tiempos. Saben que los perredistas de cepa, los de corazón, los que se rifan realmente el lomo por la ideología del partido no se van a quedar de brazos cruzados y si persiste esa necedad de los esbirros y los perros de César Espinosa pues simple, y llanamente, las cosas se irán a los tribunales, a lo legal, a defender desde la legalidad esa intentona de repetir la fórmula impositiva que repudian por el Partido Verde Ecologista de México y que ellos fustigan se instaure en otros colores.
Lo que vimos, pues, este fin de semana nos deja en claro a qué están jugando estos politiqueros que ni son políticos ni politólogos. Lo que vimos es la muestra de esa descomposición que les heredó Juan José Sabines Guerrero, el bastardo y exgobernador, y que ahora es como una oración que repiten y repiten y repiten sin cansancio, sin importarles que sólo esté sembrando incertidumbre y que usen los colores del amarillo para mostrarse como los todopoderosos que controlan todo en Chiapas, aunque la realidad, lo sé bien, sea otra. Porque si ERA está insistiendo en ser el abanderado es porque fuera de su cuñadito, el líder perredista, pues no tiene ningún tipo de futuro. Hay lo veré como perro pidiendo que siempre sí le den su senaduría que le habían ofertado y que rechazó porque tenía ya bien planeado este fraude impositivo de apoderarse del PRD.
Yo sólo quiero que la feche legue y que entonces les digan que siempre sí será Josean el abanderado, que nunca dejó de serlo, que es la carta más fuerte como bien lo señaló el PAN, y como lo han dicho siempre desde la nacional. Quiero verles la cara porque el Jaguar está empantanado y sin ningún futuro promisorio y lo saben. Por eso los tiempos que se vienen no serán buenos para todos. Nosotros que sabemos cómo se mueven las aguas, sabemos perfectamente hacia dónde va todo. Lástima por estos rumorólogos y esos periodistas que se prestan a ser pitonisas de ERA y que lo andan destapando a cada rato. Pero tiempo al tiempo. Ya veremos qué dicen en breve. ¡Hasta mañana!

Loading Facebook Comments ...