Quién es Quién/Nada escrito aún/Noé Farrera Morales

0
316

Contundente fue el mensaje de Enoc Hernández la tarde de ayer. Y es que el líder de Podemos Mover a Chiapas lanzó una alerta para que le bajen a la calentura política todos aquellos que se encuentran dentro de la candidatura común. Y no es para menos, porque el que anda como perro sin correa y deseoso de que todo se cuadre a como él imagina es el líder del Partido de la Revolución Democrática (PRD), César Espinosa Morales, quien filtró un comunicado desde el mismo instituto amarillo donde ya está poniendo como candidato a su cuñadito Eduardo Ramírez Aguilar que, cobijado desde la supuesta dignidad, ha decidido migrar y refugiarse en el cascarón que siente ya como suyo.
Sin embargo, lo que ayer hizo Enoc en su conferencia de prensa es lo que es. No son tiempos de calenturas sino de formar unidad. No hay aún ningún candidato de nada porque los partidos que conforman la candidatura común no se han sentado a definir quién será el palomeado y ungido. No se puede cantar victoria y cacaraquear que Lalo Ramírez es el mero mero de todo cuando el partido sol azteca ni siquiera ha definido, desde la nacional, si es que van a ir juntos o no. Porque cuidado con que les salga el tiro por la culata. Cuidado con que el PRD desde el centro del país decida no caminar de la mano con Podemos Mover a Chiapas, Movimiento Ciudadano, Acción Nacional y Chiapas Unido.
Cuidado donde las pretensiones de Espinosa Morales se vayan al caño y quede bailando en la loma. Porque ahí sí deberá ponerse a rezar porque José Antonio Aguilar Bodegas no sea el candidato del partido y no gane. Porque ahí sí deberá ponerse de rodillas para que un milagro lo libre del fresco bote, pues todos sabemos perfectamente que ha convertido al Cecytech en su caja chica y ahí se encuentran hospedados como aviadores varios de sus colaboradores amarillos y otros que quieren entrar. Que recuerde César Espinosa que con la vara que mides terminas siendo medido. Y que piensen los demás si van a terminar quedándose solo, porque el flaco del morado fue claro y su sentencia de que en política hasta el último minutos trae sesenta segundos es un mensaje claro y contundente para que los demás se pongan las pilas y dejen de andar viendo cosas donde no las hay.
Sería mejor que los supuestos líderes de los demás partidos le hagan caso a Enoc, el denominado Flaco de Oro, que los anda convocando a cerrar filas y buscar cuál es el mejor candidato para abanderar la sucesión gubernamental. Porque de otra forma esto no va a cuajar y va a terminar en una intentona burda desde donde cada uno caminará como potro desbocado y sin sentido alguno. A estas alturas creo que lo que menos le conviene a los partidos políticos es romper con las alianzas que tienen forjadas. De otro modo se estaría apostando a pulverizar el voto y a que sean los ganones otros, menos ellos.
Y aquí es de suma importancia que se tenga en claro que todo este embrollo termina afectando seriamente a la democracia, a la vida política de nuestro estado. Que los únicos perjudicados en este jaloneo perverso somos nosotros los ciudadanos, los chiapanecos. Por eso hizo bien Enoc Hernández anoche al decir que al cinco para las 12 del Jueves 1 de marzo se puede acabar todo si las cosas no toman el rumbo que deben tomar o si sigue ese manoseo que hasta ahora ha prevalecido.

ANCLAJE

Yo me siento orgulloso de mis nietos. Amo verlos sonreír y quizá nunca imaginé que ser abuelo fuese algo tan maravilloso. Por eso hoy quiero felicitar a todos los abuelos, esos que siempre están para sus nietos y para dar soporte a sus hijos. A esos viejitos que siempre están atentos a los que requieren los demás y que sacrifican su tranquilidad para ayudar en casa. Pero sobre todo, a esos abuelitos que viajan o caminan por horas para poder obtener unos cuantos pesos que el gobierno les da y que les debe servir para poder vivir. Mi reconocimiento a todos los adultos mayores, a los abuelos que, como yo, tenemos la esperanza de ver otro Tuxtla y otro Chiapas diferente. ¡Hasta mañana!

Loading Facebook Comments ...