Quién es Quién/Noé Farrefa/Maya de León, lobo con piel de oveja

0
67

Si existe un personaje que se ha servido con la cuchara más grande y que obedece, fiel y ciegamente las indicaciones de su hermano, ese es el seudo líder del Partido Encuentro Social (PES), al que le llaman Maya De León Villard y que es hermanito de las arribistas Sasil Dora Luz e Itzel, y del que aspira a ser edil de Tapachula, el tal Yumaltik. Pero ellos, aunque son harina del mismo costal se entienden de forma diferente y deben ser analizados de otro modo y por separado. Por ejemplo, quien mueve los hilos de esa mafia del poder, diría “ya saben quién”, ese es el tal Alfredo, un hombre que se habla de tú con muchos políticos y que tiene acuerdos fuertes en todl. Nadie de los De León da un paso sin él.
Es más, fue quien orquestó el arribo de Maya al PES, un partido que supuestamente es cristiano, pero que al ser manejado por este personaje oscuro y ambicioso, deja mucho que desear. Maya es un lobo con piel de oveja. Finge religiosidad, la cual está abanderada por su codicia y por su animadversión a que todo se haga de la forma que a él le gusta o de lo contrario los problemas comienzan. Pero, ¿para qué tienen a Maya en ese espacio siendo el PES un partido pitero? Es sencillo. Maya vende la idea de que tiene el control del voto de los cristianos y que sus acuerdos con los pastores –lo cual es totalmente falso- le permitiría a López Obrador y a los que se sumen a sus caprichos, poder aspirar al poder de una forma más sencilla.
Nada tontos los De León. Maya es un tipo que se persigna con la derecha y cobra sus pecados con la izquierda. Su forma de operar es clara y sin tanta vuelta. Se encarga de que las cosas se alineen, y con el respaldo y palomeo de su hermano Alfredo mueve sus piezas. Un secreto a voces es que él está apoyando a Yumaltik en Tapachula para que pueda ser candidato y aspirante, sin importar a quién deben venderle el alma y si es que aún tienen algo de ella. También sabemos que es el que está moviendo los hilos para ver en dónde coloca a Sasil, la niña snob de la política de aldea, una muchachita que secuestró la Secretaría de Desarrollo y Empoderamiento de la Mujer en Chiapas y que usan, entre todas ellas, como caja chica para poder tener recursos.
Pues ahora, dicen las malas lenguas y la mía que es también bien venenosa, que a la niña Sasil la están ubicando ya en unas su curul en el Senado de la República. Puede ser que esta se acomode por el Verde, me dijeron, pero yo más creo que este barbaján de Maya ya tiene apalabrado todo y al viejo rabo verde de Óscar Gurría, al calenturiento moreno acusado de acoso, me lo van a desbancar, le van a dar atole con el dedo y lo van a mandar a la nada, que es un lugar inexistente pero que le encaja porque él tampoco existe. Así, seguramente, Maya, el gandaya y aprovecha hermano de la caridad, ya debió apalabrar el espacio en la curul para su niña Sadil y así ella ocuparía un peldaño respaldada por el PT, PES y la no tan esperanza para Chiapas llamada Morena.
Yo no me imagino qué pensarán los pastores en las iglesias cuando se enteran de todas las fechorías y la forma tan burda y diabólica con la que los De León se mueven, porque a ellos no les importa nada más que salir beneficiados, que seguir enquistados en el erario, que seguir apoderándose de espacios. Los De León son una gran mafia que mantiene cooptados muchos espacios y Maya está en el sitio perfecto para decidir a quién palomea y a costa de cuánto. Por eso es que Carlos Morales andaba bien sacalepunta de que podía ser palomeado. Y como no, si el mismísimo corrupto de Maya seguro le pidió sus buenos mieles de pesos.
Por eso es de suma importancia estar atentos hacia dónde se inclina la balanza. Los De León saben cómo operar por bajo el agua y cómo entregar sus almas al mismo Diablo para que les cumplan con sus caprichos. Ya lo verá en las boletas, en las campañas, en el derroche y en las sonrisas sardónicas que siempre traen en el rostro. ¡Hasta mañana!

Deja un comentario