Quién es Quién/Noé Farrera Morales/Meade, los verdes y el mensaje entrelíneas

0
255

Hoy a las 00:00 horas arriba a Chiapas el precandidato de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM), José Antonio Meade Kuribreña. Su primer punto de arranque será uno de los bastiones del tricolor, San Juan Chamula. Sí, el municipio que la soberbia e ignorancia de Zanja Negra llevaron a buscar pintar de Verde, experimento que acabó con la muerte del primer edil, la destitución del segundo y un nombramiento de un concejo municipal que ahora está vigente. Nada curioso es que Pepe Meade llegue primero a Chiapas. Quienes vieron que el gran ausente de los verdes en la asamblea del respaldo al que podría ser el próximo presidente de México fue Manuel Velasco Coello, mostrando la ruptura que sabemos existe con el partido que lo cobija, saben que no es casualidad que esto pase y que es muestra clara de que el PRI está marcando su territorio y mostrando que su hegemonía nunca ha dejado de estar vigente. En política las formas son el fondo y la llegada del candidato muestra, asimismo, hacia dónde va a dirigirse la balanza.
Hay quienes dicen que viene a ratificar la alianza en Chiapas de ambos institutos políticos. Sin embargo, considero que no será así. Quienes hemos vivido las elecciones sabemos que ninguna es igual a la otra. Del mismo modo tenemos muy en claro que le suman más al candidato a la presidencia yendo el PRI por su lado y el PVEM por el suyo, que firmando el amasiato. Y de ser así, estoy seguro que los ungidos ya están palomeados desde la nacional, desde donde se firman los acuerdos. El PRI ya debe tener a su gallo y el Verde, por el posicionamiento de las cúpulas, de seguro elegirá a Luis Armando Melgar Bravo, el senador que había afirmado que no pediría ni el pinche voto. Ahora bien, si Meade y las cúpulas en el poder deciden que la alianza sí va en Chiapas ya tienen a su ungido, el cual veremos en enero, y mostrará quién podría ser su fórmula rumbo al Senado.
Dicen, desde los pasillos del Congreso local, que Zanja negra sigue insistiendo en que él puede tener todavía oportunidad de colarse rumbo a la sucesión gubernamental y que por eso hasta fue a pararse al aeropuerto, buscando mostrar a pepe Meade que está interesado y que es un hombre de lealtades. Lástima que lo haga ahora que ha cometido un cúmulo de errores y que, es muy probable, le pesen a la larga. Es más, es bien sabido por todos que a ERA los superan todos los políticos locales. Incluso, Fernandito, el edil de Tuxtla, y Enoc Hernández, el líder de Podemos Mover a Chiapas, se encuentran mucho mejor posicionados que el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Chiapas.
Y aquí debemos señalar que si Fernando está posicionado no es por su trabajo, pues comprar premio no significa tener una excelente administración pero de ese tema ya le voy a escribir más a fondo. Por lo pronto nos toca tratar el tema de Lalito Ramírez que dice que si no va para la gubernatura, y claro que no irá porque es un políticos perdedor, seguro le toca un su hueso en el Senado. Quesque el Zanja ya se soborea con seis años de campaña, al puro estilo y copia fiel de Manuel Velasco Coello, y que piensa que así sí podrá echarse a los hombros el poder de ser el mero lek, el mero gobernador, aunque hay que decirle ya la verdad a Eduardo: el que nace para maceta, no pasa del corredor. Y la verdad es que Lalo es como esas plantas de jardín. Ahí nació, ahí se queda y ahí mismo se acostumbra a no pasar.
Sería interesante que le dejen de estar jugando su cabecita. A lo mucho que va a aspirar es a ser diputado federal o a relegirse en la curul como local, porque no da para más. La política es de acuerdos, de relaciones, y ERA no ha sabido construir eso. Se rodea de picapiedras que le andan aplaudiendo sus discursos, se rodea de políticos chambones y hasta promete al mismísimo Melgar Bravo que con él al final. Pero hay algo que Zanja anda pasando por alto: sus traiciones al PRI, sus ataques a los líderes y exlíderes nacionales y locales le van a pesar toda su carrera política.
Por lo pronto hoy, con la llegada del candidato del PRI-PVEM, Pepe Meade, ERA se va a comportar, aparecerá sonriendo y fingiendo que todo marcha bien, aunque en el fondo aviente cosas, haga berrinches y maldiga a su suerte por seguir banqueado. Debe aprender a Jaime Valls que calladito viaja al lado del priista Meade y lo acompaña a Chiapas sin andar de sacalepunta. ¡Tómala Jaguarts! ¡Hasta mañana!

Loading Facebook Comments ...