Quién es Quién/PRIMERO LA JUSTICIA Y LUEGO EL PERDON/Noé Farrera Morales

0
114

Uno de los asuntos más espinosos que se ha creado para el gobierno en ciernes encabezado por el Peje Andrés Manuel López Obrador es el manejo de la llamada amnistía que antecederá al perdón de los delincuentes y los corruptos que hicieron su agosto en el sexenio al que le quedan un poco más de tres meses de vigencia, antes de que tome posesión el Presidente López Obrador y su equipo de trabajo.

Ese gabinete lopez obradorista que en los hechos ya tiene su buen tiempo de actuación ya pasó los filtros para su selección, y tal parece que está confirmado y consolidado, excepto en el caso del diplomático Héctor Vasconcelos que fue desplazado para que Marcelo Ebrard Casaubón quede al frente de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en una posición clave para que le haga sus chamarrazos al gringo Donald Trump.

En el foro que realizó López Obrador en la fronteriza Ciudad Juárez, las madres de familia, que tienen hijos desaparecidos o muertos violentamente dejaron muy claro que para ellas primero que se haga justicia de acuerdo a las leyes y posteriormente se podrá hablar y en su caso formalizar la amnistía y el perdón de cuaerdo a las leyes.

Uno de los funcionarios de mayor peso en los estados fronterizos es el gobernador de Chihuahua Javier Corral Jurado, que ha sido afrentado tanto en lo personal como en lo político y en lo económico con el caso del ex gobernador César Duarte Jácquez, quien para el mes de octubre de 2018 cumplirá dos años de ser prófugo de la justicia estatal chihuahuense y las autoridades judiciales federales no han hecho ninguna gestión para que a Duarte Jácquez lo detenga la Interpol y lo extradite a nuestro país.

Por orden del presidente Peña Nieto, la Procuraduría Federal ha mantenido en el congelador todas las órdenes de aprehensión contra el ex gobernador César Duarte Jácquez en granca burla de las autoridades de Chihuahua, con todos los perjuicios presupuestarios a la entidad norteña.

Como las autoridades de Chihuahua lograron aprehender al funcionario priista Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, quien desvió la cantidad de doscientos cincuenta millones de pesos del presupuesto estatal con fines electorales, Enrique Peña Nieto junto con Luis Videgaray Caso presionaron al gobierno de Chihuahua para que liberase al tal Gutiérrez Gutiérrez. Hacienda Federal con ese pretexto, rehusó pagar la cantidad de setecientos millones de pesos que Hacienda Federal adeudaba al estado de Chihuahua.

Corral Jurado encabezó una marcha de Chihuahua al Distrito Federal para reclamar el adeudo al presupuesto. Solo con la presión logró Corral el pago de los setecientos millones adeudados al estado de Chihuahua.

Precisamente por eso, el gobernador Corral Jurado califica de “absurda y grotesca” la reconciliación que propone olvidar y perdonar a funcionarios corruptos; porque la impunidad perpetúa la corrupción y la injusticia. Esa no es reconciliación ni amnistía ni perdón, es simple y llana complicidad.

Pero Corral Jurado le concede a López Obrador el beneficio de la duda y considera que existe una falta de claridad y de explicación, pues López Obrador ha dicho que el no perseguirá a nadie, pero que si las autoridades correspondientes ponen sus demandas, las instancias encargadas de la justicia investigarán y de ser necesario castigarán las faltas a la ley.

Termina su explicación el gobernador Corral Jurado enumerando los casos en los que la corrupción y la inmunidad han desmedrado los recursos públicos como Odebrech con una mordida de diez millones de dólares, la Estafa Maestra con un desfalco de siete mil quinientos millones de pesos, el Socavón del Paso Expréss, La casa blanca de Peña Nieto, la fábrica de Etileno XXI, Los peines de la constructora OHL y tantas y tantas más.

El primero de Julio de 2018, la clase política mexicana, agrupada en partidos corruptos hasta la médula, apenas se dio cuenta del odio que le tienen las clases populares por su voracidad y sus raterías. Por eso en la elección les fue como les fue como se lo merecían.

Por eso mismo, el gobernador electo Rutilio Escandón Cadenas, el presidente de Tuxtla Gutiérrez Carlos Morales Vásquez necesitan verse en ese espejo y comprar en una ferretería un “acapulco” de buen acero y un peso balanceado y afilarlo por los dos lados, para que tiren “derecho y revés” para chaporrear a los corruptos que son bastantes y son insaciables.

Hay verdaderos nidos de haraganes en el gobierno municipal solapados por los tantos sindicatos existentes. Los drenes pluviales son inservibles, el pavimento en nuestra ciudad está para llorar, el alcantarillado ya no se diga. Hay barrios de garroteros por la parte norte oriente que no pagan el agua ni el saneamiento, hay cientos de tomas domiciliarias que son fantasmas, hay cientos de tomas que no tienen medidor porque los robaron, el transporte público de pasajeros está para llorar, la seguridad brilla por su ausencia, los asaltos en motocicleta están incontenibles.

Son escasos los municipios que resisten una auditoría. Los ganones son los presidentes municipales que entran a la presidencia a salir de pobres y a imponer el nepotismo más descarado.

Ojalá y no defrauden a los chiapanecos que se han apretado el cinturón como los buenos y ya es tiempo que en las cocinas chiapanecas chille la manteca en el sartén.

Loading Facebook Comments ...