Quién es Quién/Se reelegirán los corruptos/Noé Farrera Morales

0
495

¿Quién decide qué alcalde debe reelegirse y cuál no?, ¿se basan en los logros al frente del Ayuntamiento o simplemente al ver que no tienen otro espacio en donde moverse pactan su estadio por tres años más?, fueron las preguntas que me hicieron hoy. La respuesta es simple y lleva toda la carga impositiva que se le pueda poner. Es simple, porque sabemos que de nada sirve denunciar, de nada sirve sindicar, demostrarles que son corruptos, que se han servido con la cuchara grande y que han malversado el erario. De nada sirve que se grite, se marche, se consigne, se cuestione y se exhiba a esos que han llegado al poder, no porque les interese, sino porque querían enriquecerse, querían tener una vida que en la infancia la miseria les truncó y que, en cuanto se sientan en el poder se olvidan de todo y se convierten en todo eso que alguna vez escucharon criticar.
Los alcaldes deberían reelegirse, pienso yo, si han cumplido con su papel. Pero, en Chiapas, ¿qué edil se podría decir, de los inmediatos, que hayan cumplido a la cabalidad con su trabajo, que hayan sacado del rezago a su municipio, que hayan sido factor de cambios? El asunto de la reelección es que la democracia es una utopía. Las corruptelas en nuestro estado, y en toda la geografía mexicana, son tan enormes que nos han hecho ver que cualquiera puede reelegirse aun cuando no haya cumplido con la Cuenta Pública en tiempo, cuando no haya representado más que a un puñado de ciudadanos a los que les dio dádivas. Y aquí tiene mucha culpa el Órgano de Fiscalización Superior de Congreso del Estado en Chiapas. No hay organismo más parco que el mismo OFSCE y la historia de nuestro estado lo sabe perfectamente.
Por eso, ¿cómo responder a las interrogantes?, ¿cómo decir que se va a relegir y que el voto va ser el que decida y que, ojo, estamos seguros de que los que no trabajaron serán castigados por el electorado cuando han salido denuncias que varios ediles ya andan pregonando que serán reelectos y que las votaciones son simple tramitología? Siendo honestados, no existe credibilidad en ninguno de los organismos electorales, ni de los encargados de castigar delitos de la misma índole. No. Por el contrario, lo que ahora nos da certeza de decir que la corrupción es una vorágine que viene absorbiéndolo todo y que los comicios 2018 van a ser pisados fuertemente por ésta.
Por eso no nos extrañará, aunque nos llene de rabia, ver a los mismos rostros electos. Siempre lo he dicho: los bandidos en política son bien recibidos y encuentran el eco que les hace falta. Se necesita ser muy cínico, muy deshonesto, muy pinche hablador para no tener memoria. Una cosa dicen un día y otra al siguiente. Se desmienten con gran facilidad y siguen ponderando esa máxima de abrir la jeta, tragar mierda y exigir que les sirvan más. Tragar sapos, decía un amigo de antaño, pero es más que eso. Se requiere ser un retrete para poder ser lo que los políticos hacen en estas fechas.
¿Qué estamos cansados? Sí, lo estamos. Pero no podemos hablar de un despertar del pueblo, no hasta que se haga conciencia, hasta que se entienda que votar puede cambiar las cosas si se acaba el abstencionismo. El problema es que siempre se le deja el poder de elección a la gente necesitada, a los que acarrean, a los que tienen un hambre milenaria que les crearon desde el mismo sistema y que no logran comprender. Todos esos críticos de las redes sociales, esos que se la pasan lanzando consignas y que les molesta y que son hirientes, no entienden que no es por ahí la vía. Se requiere salir y exigir, no esconderse detrás de la pantalla del celular.
Por lo pronto, es triste, pero veremos a varios alcaldes que sin merecerlo repetirán y se seguirán hinchando en dinero un rato más.

Loading Facebook Comments ...