Quién es Quién/TAMBIEN ES UN BORREGO LA SEGUNDA RENUNCIA DE FERNANDO CASTELLANOS./Noé Farrera Morales

0
292

Por segunda vez soltaron el borrego en esta capital, sobre la pretendida renuncia a la candidatura de Fernando Castellanos Cal y Mayor para contender electoralmente por la gubernatura del estado de Chiapas.

Hace dos noches, corrió como reguero de pólvora, la noticia de que el candidato de Manuel Velasco Coello, por el que se estiró la liga hasta lo máximo, tanto así que estuvo muy cerca de romper las relaciones con los jerarcas nacionales del Verde Ecologista, de Nueva Alianza y del tricolor. El borrego se maximizó porque el doctor Osvaldo Chacón le hizo al ensarapado con la información. Chacón Rojas reconoció la existencia de un documento firmado por Castellanos Cal y Mayor, donde exponía que derivada de una decisión personal, libre y voluntaria, se permitía presentar su renuncia a la postulación al cargo de gobernador.

En una entrevista radiofónica Chacón Rojas se negó a informar quién presentó el documento que exponía la renuncia y también rehusó informar si la persona que entregó la multicitada renuncia y si esa persona estaba acreditada para representar al candidato. Lo que sí puede informarse es que Castellanos Cal y Mayor rehuyó hacer un cierre de campaña, porque apenas si hizo campaña durante diez días.

Está muy claro que con la ruptura le cercenó un buen número de votos a la candidatura de Roberto Albores Gleason, ya que el Verde cuenta con una reserva de votos, atizada por el medio centenar de candidatos a los ayuntamientos amarrados para el partido Verde, los candidatos a diputados también del Verde que compiten por mayoría relativa.

Como el Verde se agandalló tanto las candidaturas como los candidatos, el presidente del PRI, el talibán Julián Nazar Morales pegó de gritos y reclamó los espacios para sus gentes de confianza y los compromisos contraídos. El resultado de ese “estira y afloja” entre el Verde y el tricolor por los espacios políticos no se sabe cómo terminó; el asunto simplemente se apagó y hasta ahí. Ese problema de repartición llegó a las presidencias municipales donde los candidatos PRI-Alianza-Verde se sentían cinchos.

El asunto de las candidaturas a las presidencias municipales que cuentan con suficientes seguidores y simpatizantes de Morena y sus partidos satélites como el Partido Encuentro Social y el Partido del Trabajo. Donde se avisoran roces entre partidarios de los candidatos más fuertes como Omar Yucundo Coutiño del PRI-Verde y el ingeniero Amando Trujillo Ancheyta, ya que están muy parejos en el número de seguidores y la base de Morena está a la altura de su cometido. Incluso, el candidato Coutiño Lazcano cometió un autoatentado hace dos semanas para hacerla de episodios.

Cabe mencionar que de la ciudad de Venustiano Carranza es oriundo el licenciado Rutilio Escandón Cadenas y tiene que poner toda la carne en el asador para no estrenarse con una derrota en el palacio municipal de su tierra natal.

Por el asunto de la conducta política, los últimos presidentes emanados del PRI han tenido un pésimo desempeño y los vecinos de Carranza están en pleno hartazgo social.

Las hipótesis que pueden emitirse ante la renuncia falsa o verdadera de Castellanos Cal y Mayor es que desea llamar la atención hacia su persona y su desempeño político y quitarse de encima el compromiso de hacer el acostumbrado cierre de campaña y puede agregarse que no desea tener compromisos con la ciudadanía chiapaneca; por aquello de que a la mejor gana la gubernatura por medio de un golpe de mapache, aunque no se ve como pueda ganarle a Rutilio Escandón que ya va con inercia política y ya conocemos el dicho aquel de: “una vez encarrerado el gato, ya sabemos como le fue al ratón”. Tampoco vemos como puede Fernando ganarle a un candidato de la calidad de José Antonio Aguilar Bodegas, que conoce muy bien la realidad chiapaneca.

Loading Facebook Comments ...