Renuncian a doctorados en UNICACH

0
358

Por Carlos Rafael Coutiño Camacho. – Andrés Fábregas Puig, renunció al Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH), debido al pronunciamiento a favor de Salvador Cienfuegos Zepeda, para recibir un título de la misma universidad.
El antropólogo decidió renunciar al mismo título, pues considera que una institución universitaria, como la UNICACH, no debe reconocer a personajes castrenses, Fábregas es también el fundador de la Universidad Intercultural de Chiapas; además fundó la institución cultural del estado y creo y fundo el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas) del Sureste.
Ocupa, sin lugar a duda, uno de los honorables lugares que corresponden a los clásicos de la antropología social de México. Su trayectoria curricular da cuenta de su creciente compromiso con la formación de antropólogos a lo largo de varias décadas; una vasta bibliografía revela el permanente cultivo de la investigación y la abundancia de sus frutos; de su involucramiento en el campo de la administración ha resultado la gestación de reconocidos espacios académicos, de educación e investigación.
A lo largo de casi medio siglo de actividad profesional y con una sólida formación en los campos de la etnología, la etnohistoria y la antropología social.  Andrés Fábregas es referente indispensable para tratar temas de antropología política, fronteras, configuraciones regionales, identidades religiosas, étnicas y del deporte.
El viernes pasado, el Consejo Universitario de la Unicach aprobó, por 20 votos a favor y ocho en contra, otorgarle el Doctorado Honoris Causa al general Cienfuegos, decisión que convulsionó a la comunidad universitaria.
Unos 30 investigadores del Centro de Investigaciones Sociales de México y Centroamérica (Cesmeca), perteneciente a la propia Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, hicieron público su rechazo de entregarle al titular de la Sedena el Doctorado Honoris Causa de esa universidad.
“La Sedena es una institución armada que contraviene al espíritu integral y humanístico de nuestra casa de estudios y que, por tanto, no puede abrazar en su seno haciendo uso de la máxima distinción honorífica en nuestra labor académica.
“La Unicach es una universidad pública con autonomía, comprometida con la libertad de cátedra, pensamiento e investigación, fiel a la larga tradición de las instituciones académicas mexicanas y, en consecuencia, mantiene una clara distancia frente a la vida castrense.
“Pasar por encima de esta tradición nacional vulnera la autonomía universitaria y, lo que es de una gravedad excepcional, legitima la actuación del poder militar y su particular posición sobre el territorio nacional y, en particular, sobre Chiapas”, señalan en su carta pública.

Loading Facebook Comments ...