Respeto a la diversidad piden gays

0
44

Por Carlos Rafael Coutiño Camacho.- Más respeto a los derechos sexuales, no a las violaciones ni asesinatos, pidió la comunidad gay de Tuxtla Gutiérrez, al conmemorarse el día internacional del Orgullo Gay, lésbico, Bisexual, Trans e Intersexual, al marchar de la Cabeza Maya hacia la Plaza Central.
Los homosexuales y lesbianas, en voz de Sofía Castillo, lanzaron pronunciamientos para exigir el reconocimiento pleno de los derechos humanos de la disidencia sexual, “Mi derecho no está a discusión, gobierno respeta la Constitución”, “todos somos iguales”, “por un Chiapas con inclusión; derechos y libertad” señalaban.
Los homosexuales hicieron referencia a que todavía en Chiapas para poder contraer matrimonio las parejas del mismo sexo deben interponer acciones legales, a pesar del primer paso que se dio y ya se autoriza y aceptan ante el Registro Civil, a pesar de muchos tropiezos.
También se citó no más discriminación en los espacios laborales y respeto en condiciones de igualdad, al tiempo de recordar que la marcha del Orgullo Gay, Lésbico, Bisexual, Trans e Intersexual tiene sus orígenes durante la madrugada del 28 de junio de 1969 en el bar Stonewell Inn, en Nueva York, Estados Unidos, donde irrumpió la policía para reprimir a los ahí presentes.
Por su parte el gobierno de Estados Unidos se opone enérgicamente a la criminalización, la violencia y los actos graves de discriminación contra personas LGBTI, como en la vivienda, el empleo y los servicios de gobierno.
Empleamos la diplomacia pública y privada para plantear problemas de derechos humanos, brindamos asistencia de emergencia a personas que están en riesgo y aplicamos restricciones en la emisión de visas y sanciones económicas a quienes persiguen a las personas LGBTI.
En el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, Estados Unidos acompaña a las personas de todo el mundo en la reivindicación de la dignidad y la igualdad de todos, con independencia de su orientación sexual, identidad o expresión de género o características sexuales.
Los derechos humanos son universales y las personas LGBTI tienen derecho al mismo respeto, libertades y garantías que todas las demás.
Un grupo de expertos internacionales y de las Naciones Unidas en derechos humanos*, celebrando el setenta aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y de la Declaración Americana de los Derechos del Hombre, insta a los Estados y otras partes interesadas a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar que la obligación de todos los Estados de abordar la violencia y la discriminación basadas en la orientación sexual y la identidad de género permanezcan firmemente incluidas en la agenda 2030.
Los Estados a su vez deben incluir a las personas, comunidades y poblaciones lesbianas, homosexuales, bisexuales y trans (LGBT) en el diseño, implementación y evaluación de todas las medidas relacionadas.
Por ejemplo, las tasas de pobreza, falta de vivienda e inseguridad alimentaria son más altas entre las personas LGBT que en la comunidad en general, una situación que guarda relación directa con los ODS 1, 8, 10 y 11, los cuales incluyen garantizar “que todos los hombres y las mujeres, en particular los pobres y vulnerables, tienen los mismos derechos a los recursos económicos, así como el acceso a servicios básicos “y “la creación de marcos de políticas sólidos en los planos nacional, regional e internacional, basados ​​en un desarrollo favorable de estrategias a los pobres y sensible al género.”
Las leyes que penalizan la homosexualidad, la patologización de personas trans y no binarias y otras formas de violencia y discriminación basadas en la orientación sexual y la identidad de género moldean las actitudes, políticas y prácticas de las instituciones y personal de salud y perpetúan el estigma y disuaden a las personas de buscar servicios y pueden conducir a la negación del acceso adecuado a su derecho a la salud.
El calificar a las personas LGBT como enfermas por su orientación sexual o identidad de género ha sido, y continúa siendo, una de las causas principales de las violaciones de los derechos humanos que enfrentan, incluidos los tratamientos forzados, como las llamadas “terapias de conversión”.
Hacer frente a estos desafíos guarda una estrecha relación con varias normas internacionales de derechos humanos y el fomento del ODS 3, relativo a la buena salud y el bienestar, que incluye “el acceso a servicios esenciales de atención médica de calidad”.
Las personas LGBT también son sistemáticamente excluidas de la educación de calidad, tema del ODS 4, como resultado del hostigamiento, el abuso violento e incluso expulsado de las escuelas.
En todas las regiones del mundo, el acoso basado en la orientación sexual real o percibida y la identidad de género es un lugar común, lo que resulta en tasas de deserción significativamente más altas para las personas LGBT. Esto, a su vez, profundiza la exclusión de las oportunidades económicas.
Los Estados deben derogar urgentemente leyes discriminatorias, adoptar leyes protectoras, reformar instituciones e implementar políticas para combatir la discriminación y garantizar la inclusión efectiva de personas LGBT, así como garantizar el acceso efectivo a la justicia, investigando diligentemente los homicidios y otros actos de violencia y discriminación contra personas LGBT que enfrentan violencia y discriminación.

Loading Facebook Comments ...