San Roque, era san Andrés dicen

0
161

Por Carlos Rafael Coutiño Camacho.- En la víspera de la “levantada del baile de San Roque”, de manera artesanal se confeccionan con mucha vistosidad los penachos, en casa de la familia Jiménez, en el lado norte oriente de Tuxtla, y el 16 y 17 de agosto es la “levantada del baile” en casa del maestro Cecilio Hernández, del barrio de las canoitas para dirigirse al templo del San Roque.
Los vecinos de este barrio, participan con las actividades que les corresponde; sin embargo la mayoría de los ciudadanos son oriundos de otras partes y algunos que son de Tuxtla, provienen de otros barrios y colonos de la zona periférica de la propia capital chiapaneca.
Además de las tradiciones propias de los Zoques, también se promueve la regalía del pozol de cacao a través de la jícara más grande, además de ello, la entrega de somés, las mismas, rosarios, música de viento y de tambor y carrizo, como parte de la festividad propia de este santo.
A decir de doña María del Carmen Palacios Velazquez, donde ahora está el templo de San Roque, fue panteón, era el más importante de la capital, en donde debido a las epidemias de la época, la población decidió orar a San Roque para su pronta sanación.
San Roque nace en lo que anteriormente se conocía como barrio San Andrés, el cual estaba formado por dos manzanas y una calle principal. Una de las características de este barrio es su parroquia, asentada en una loma que antiguamente era un lugar donde yacía el panteón de la zona.
El cronista municipal de Tuxtla Gutiérrez, Alejandro Sánchez Flores, especificó que en el plano de 1892 se tienen noticias del Barrio San Miguel, porque se encuentran restos del templo que estuvo a la altura del cruce de la primera sur y la primera poniente (hoy El Calvario).
San Andrés, o las ermitas de San Andrés, es uno de los primeros barrios que desaparecieron y estaba integrado por dos manzanas con calles reducidas. En la actualidad la zona que ocupó es la primera oriente entre primera y segunda sur (hoy San Roque).
Sin embargo; en 1560, como lo registra el libro Bosquejos históricos de Tuxtla Gutiérrez del cronista José Luis Aguilar Castro, se habla que desde la fundación del pueblo de San Marcos Evangelista Tuxtla, hasta hoy en día, los tuxtlecos han celebrado al “patrono del pueblo”, San Marcos, cada 25 de abril.
Con el tiempo el pueblo fue creciendo y se fueron formando otros barrios como El Señor del Calvario, Barrio Nuevo, el Cerrito y San Pascualito, los cuáles tienen aproximadamente más de 150 años.
Desde 1892 cuando se promulgó el decreto del cambio de poderes públicos de San Cristóbal a Tuxtla Gutiérrez, llegaron los barrios como El Jocotal, Niño de Atocha, El juy-juy, La Pimienta, San Francisco de Asís, Las Canoitas, Las Anonas, San Roque, Santa Cruz y Barrio Guadalupe.

Loading Facebook Comments ...