Se reúne Josean con empresarios y productores pecuarios

0
214

Guillermo E. Vázquez

“Nos ha tocado bailar siempre con la más fea”, expresó Don Tito Brindis, administrador del Frigorífico Tipo Inspección Federal (TIF), al dar la bienvenida a José Antonio Aguilar Bodegas y a Francisco Antonio Rojas Toledo, aspirantes a la gubernatura y a la alcaldía capitalina respectivamente, durante una amena reunión sostenida en las instalaciones de ese importante centro de operación para la distribución de carnes rojas, en alusión a los últimos gobernantes que ha tenido Chiapas y principalmente Tuxtla Gutiérrez, al tiempo de señalar que “nosotros hemos sido los culpables por no saber elegir a quien nos debe de gobernar”.
En su participación, el candidato a la gubernatura de Chiapas, Josean, dijo a los empresarios y productores pecuarios que “me siento obligado a decirles con toda sinceridad, que una de las cosas que en Chiapas no se ha podido superar, es la educación de su gente (porque), no tenemos un pueblo educado y por lo mismo, no podemos tener un pueblo desarrollado”.
Detalló que “si no tenemos un pueblo que trabaje en cosas que superen, que hagan producir más; así tengamos las mejores tierras, los mejores climas, no vamos a poder salir adelante”.
Aguilar Bodegas condenó la actitud del ex alcalde y aspirante a la gubernatura por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Fernando Castellanos Cal y Mayor, de quien se refirió como “este muchacho, en el ejercicio del poder, si se enloqueció en la presidencia municipal, vayan ustedes a saber lo que va a pasar en la gubernatura”.
Por último, José Antonio Aguilar Bodegas precisó que “yo no les quiero decir que voy a transformar a Chiapas, que voy a desarrollar la ganadería, pero si ustedes quieren, su voto es la única solución”.
Por su parte, Paco Rojas, aspirante a la alcaldía de Tuxtla, agradeció la invitación hecha para estar juntos con Josean, con Don Tito Brindis y con el ex Secretario Interamericano de los Derechos Humanos, Emilio Álvarez Icaza, ante quienes condenó lo que él llama “la prostitución de la gente que vende sus votos, sin saber que ese dinero es de sus propios impuestos”, refiriéndose a algunas personas que se han acercado a la casa de campaña para preguntar “cuánto está pagando por pegar calcomanías en los carros del servicio público, o de personas que se dedican a ofertar su tiempo como “cuidadoras de casillas”.

Loading Facebook Comments ...