Semana es Santa, no festiva: Iglesia

0
316

Por Carlos Rafael Coutiño Camacho.- Hay que convertir esta semana como Santa y no de pachanga, hay que aprovechar la bendición y gracia de Dios, dijo Monseñor Fabio Martínez Casilla, al iniciar el domingo de Ramos en la catedral de San Marcos, ante cientos de feligreses.
“Descansemos como un regalo que Dios no da por su gran amor, pero si ponemos a Dios en primer lugar, el dará el tiempo para todo lo demás, no hay que gastar más de lo que no se tiene”, expuso, siempre es bueno pensar y reflexionar sobre estos días sagrados, dijo.
Habló también de que Dios siempre tiene que estar primero, y en la familia se tiene que hacer reflexión y oración, para entender que estos días, son más que de tristeza, de alegría, por el significado real de lo que implica, que es la salvación de cada uno de nosotros.
Hay que vivir la Semana Santa, eso significa darle el primer lugar a Dios, que es el señor de nuestras vidas, con el cual se logra el descanso y todas las cosas, para los fieles católicos este es el momento litúrgico más intenso de todo el año, que inició ayer con el domingo de Ramos.
Es necesario que todos se dispongan a vivir la Semana Santa, preparar el corazón, ya que se vive desde dentro, vivir de verdad estos días es a través de la oración, el sacrificio  y el arrepentimiento de los pecados, meditando la pasión, muerte y resurrección.
La cuaresma, es un tiempo de preparación, pero muchos toman estos días como ocasión de descanso, diversión, más allá de eso, estos días son para descubrir lo esencial de la fe, el gran amor de Dios por la humanidad, manifestado en su hijo Jesús, por eso hay que orar en familia.
Será el martes, cuando se conmemore la misa crismal, fiesta de la iglesia, en la que se consagra el crisma y se bendice los oleos, con ellos se administra el bautismo y la confirmación, el Oden sacerdotal y la unción de los enfermos, esto significa la gracia de Dios.
Ante una temperatura de 40 grados Celsius, los presentes cantaban al Cristo que aman, con palmas ya benditas, quienes a decir del clérigo, hay que entender por qué murió y no como murió, esto es una entrega de amor por todos, el Jerusalén no es el que está al otro lado del mundo, sino éste en el cual vivimos.

Loading Facebook Comments ...